ensalada de lentejas con verduras, cherry, aguacate y boniatoLa Escuela Superior de Hostelería de Sevilla dedicó su taller de cocina mensual a las legumbres. Su objetivo era presentar este alimento tan básico y tradicional en unos formatos distintos, añadiéndoles otros sabores más novedosos. Esta ensalada de lentejas fue una buena sugerencia del jefe de cocina Fermín López Viñuales, que tuvimos ocasión de ver elaborar y de degustar por supuesto. Es bastante compleja, pero resultó riquísima.

Ingredientes: 200 G de lentejas, una cebolleta, ½ pimiento verde, ½ calabacín, espinacas.

Para la crema de aguacate: 1 aguacate maduro, ½ taza de leche de coco, ½ zumo de lima, 1 diente de ajo, 1 pizca de pimienta, 1 pizca de pimentón picante y pizca de sal.

El cherry relleno lleva: 2 tomates cherry, tomillo, queso feta, manzana, apio.

El boniato caramelizado: 1 boniato, mantequilla y azúcar.

La gelatina de albahaca: 50 g de albahaca, 25 g de perejil, 120 cc. De agua mineral y 2 láminas de gelatina.

Vinagreta de frambuesa: 3-4 frambuesas, aceite y vinagre.

Cocemos las lentejas en abundante agua, no pasándonos de cocción, al dente.

Mezclamos las lentejas con la verdura cortada en brunoise (cebolleta, pimiento verde, calabacín).

Hacemos la crema de aguacate, metemos en un vaso batidor todos los ingredientes hasta dejar la textura deseada.

Confitamos los tomates cherry con un poco de tomillo durante 40-45 minutos, luego los vaciaremos y los rellenaremos de manzana, apio y queso fetas, todo previamente mezclado.

Cortamos el boniato en cuadrados y lo ponemos en el horno con un poco de mantequilla y azúcar y dejamos que caramelice, sacamos y reservamos.

Ponemos a hidratar la gelatina en un vaso batidor, ponemos la albahaca, el perejil, el agua y lo batimos, más tarde lo hervimos, añadiéndole a continuación la gelatina ya hidratada. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego en cámara frigorífica.

Creo que cada preparación parcial de esta receta es atractiva por separado.