Hemos empezado por la receta de postre para hacer boca. Se elaboró por el equipo de la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, en un taller de setas y castañas, dirigido por Fermín López Viñuales, el pasado martes. Un plato fácil y exquisito.

Ingredientes:

Para el bizcocho: 90 g de crema de castañas (o 90 de castañas asadas y peladas, más 30 g de azúcar); 90 g de harina, 10 g de levadura, 3 huevos, 150 g de azúcar, 180 g de aceite de girasol.

Para la salsa: 200 ml de nata, 60 g de azúcar, 50 ml de leche, 15 g de Maizena, 60 ml de ron y una pizca de canela.

Batimos los huevos con el azúcar con varillas (eléctricas o manuales hasta que espumen). Añadimos el aceite y mezclamos bien.

Incorporamos la harina junto con la levadura tamizadas, la crema de castañas y una pizca de sal. Si se utilizan castañas asadas, hay que triturarlas y mezclarlas con la harina, y añadir una cucharadita de aroma de vainilla, ya que la crema de castañas ya la lleva.

Vertemos la mezcla en un molde engrasado e introducimos en el horno que habremos precalentado a 200º.

Horneamos durante unos 40 min o hasta que al pinchar el bizcocho el palillo salga limpio. Los últimos 10 minutos de horno se puede tapar con papel de aluminio para que no se queme.

Dejamos que se enfríe sobre una rejilla y después desmoldamos.

Para preparar la salsa colocamos la nata y el azúcar en un cazo, mezclamos y llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y añadimos la Maizena disuelta con la leche. Batimos con varillas y cocemos durante dos minutos, batiendo a menudo. Incorporamos el ron y la canela y seguimos batiendo y cociendo dos minutos más.