En esta provincia solo Sevilla, Dos Hermanas, El Cuervo y Mairena del Aljarafe cuentan con un Ateneo, una entidad dinamizadora de todas las facetas culturales, con sede propia y cuerpo social. El de Mairena cumplirá en breve 10 años de vida, que no es poco, en los tiempos que corren. Esta mañana tuvimos ocasión de presentar nuestro libro “Los martes, pescao”, gracias a la impagable colaboración de nuestro amigo José Colsa, responsable de la sección gastronómica del Ateneo.

A la una de la tarde dio comienzo el acto en uno de sus salones, que, al finalizar, provocó entre el público algunas preguntas para el debate: el futuro –y el presente- de los mercados de abastos, la cuestión de los programas televisivos de cocina tipo espectáculo, el saber cocinar a la antigua a base de productos frescos, etc., cuestiones todas dignas de discusión por ser de actualidad.

Pero también se habló del proyecto que llevamos a cabo como voluntariado social de cocina, porque estamos seguros de que es un tema de utilidad pública, tanto para diversos colectivos como para jóvenes preuniversitarios, por aquello de la importancia de acercarles a la cocina y sus fundamentos de salud y de cultura.

Presentac libro Mairena, mosaicoY para rematar, hemos podido disfrutar de un almuerzo elaborado en el propio Ateneo a base de varios platos contenidos en el libro “Los martes, pescao”: almejas a la marinera, dorada a la sal en ensalada, papas aliñás del Maestrito y albóndigas de choco. Un buen rato para hablar de temas sociales, en un espacio dedicado a la cultura, la independencia y la libertad.

Solo me queda añadir un comentario sobre la gran actividad que desarrolla el Ateneo de Mairena, cuyo calendario con el programa de actos está repleto de eventos culturales, que van desde la pintura, los conciertos, talleres de teatro, conferencias a cargo de personajes de prestigio, presentaciones de documentales, libros  y mesas redondas. Y también se gestiona la solidaridad con campañas de recogida de ropa y mantas para refugiados.

Por cierto, la entidad cuenta con un Grupo Gastronómico propio.

Evidentemente, un Ateneo debe estar al tanto de lo que ocurre en la sociedad civil en todas sus facetas.

Y aprovecho para agradecer a esta entidad y a su representante gastronómico y amigo nuestro José Colsa Salieto, su valiosa colaboración para que el acto de hoy haya salido tan bien en sus vertientes de presentación y de almuerzo, que nos ha hecho sentirnos como en nuestra propia casa.