Vino a ser un potaje de aprovechamiento, al menos en mi casa. Me quedaban pocas alubias, tenía unas judías verdes troceadas que no encontraban destino y algunas verduras sueltas en la cocina que había que cocinar sí o sí para que no se estropearan. Del conjunto salió este potaje facilón que está riquísimo:

Ingredientes: 200 g de alubias pequeñitas de la provincia de Cádiz, 200 g de judías verdes (redondas mejor), 2 zanahorias, 2-3 pimientos pequeños, 4 dientes de ajo, pan duro, aceite de oliva virgen extra, sal, laurel, comino molido, pimentón dulce, y varias rodajitas de buen chorizo (opcional).

Dejar las alubias en remojo el día anterior. Al día siguiente, cocerlas con una hoja de laurel durante una hora a fuego medio. A continuación añadir las judías verdes y las zanahorias todo picado.

En una sartén poner a refreir los ajos enteros y el pan duro, pasar luego por la batidora y añadir a la olla. Saltear también en fuego suave los pimientos de colores picados y añadir igualmente.

Dejar hervir todo una media hora junto con las especias, el chorizo y corregir de sal.

Está estupendo. Me han salido cinco platos justos que he congelado por separado.

¿Por qué no te planteas este potaje para mañana?. Solo tendrás que calentarlo antes de ponerlo en la mesa.