Yo no sé ustedes, pero yo me las veo y me las deseo para quitGreenpeace volunteers collect plastic rubbish from Manila Bay. Once a beauty spot it has now become one of the most polluted bodies of water in Asia where sludge, human waste and industrial waste have formed a floating dump.ar de en medio las bolsas de plástico que llegan a casa, porque cada día me molesta más tenerlas por medio. Mira que las dosifico, reciclo y administro. Incluso las llevo siempre a la frutería para reutilizarlas. Pero aparecen por arte de magia procedentes de otras compras (de la farmacia, de la mercería, de la droguería de enfrente o de algún centro comercial que las entrega a discreción).

Bolsas de plástico que uso para el contenedor de los envases a reciclar con la esperanza de que vayan desapareciendo con dignidad de mis cubos de basura o estanterías. Que conste que ponemos de nuestra parte. Y aunque ha disminuido su stock, ahí siguen.

Dicen que las bolsas de plástico del supermercado tienen –en el momento de su primer uso- una vida media de 12 minutos (no sé cómo lo miden, la verdad), pero que tardan más de 50 años en descomponerse. Lo mismo ocurre con una botella de plástico de refresco, que tras un breve papel como transporte de líquido, vivirá más de 500 años antes de desaparecer del todo.  Agobiante.

Esto de las bolsas me puede. Últimamente llevo mi inseparable y famoso carrito cargado de bolsas usadas para evitar que me den bolsas nuevas, sobre todo en los mercados de abastos, pero también en las tiendas de marcas. Creo que nos pasamos al facilitar bolsas con tanta alegría.

En casa no compramos ni consumimos refrescos ni agua embotellada, excepto gaseosa. El resto de botellas son de vidrio (vinos y cervezas) que son fáciles de quitar de en medio por tener su segunda vida muy organizada. O eso creo.

La presiA turtle is caught in a fishnet trap. The Rainbow Warrior is in the Mediterranean for a three month expedition "Defending Our Mediterranean". Greenpeace is calling for the creation of marine reserves in the Mediterranean Sea, as part of a global network covering 40% of our seas and oceans.ón externa e interna de evitar el despilfarro no nos abandona. Y acabo de leer en la web de Greenpeace sobre el rastro que dejan los plásticos por todos los rincones del planeta: mares y océanos con residuos, plásticos en su mayoría. Hablan de 300.000 toneladas flotando, sin contar lo que podría acumularse en los fondos marinos.

Pero los fabricantes de bolsas de plástico deben estar forrándose, porque no paran, por pura inercia. Europa es la mayor consumidora, y España no se queda atrás, pues pone en el mercado diariamente 50 millones de envases de bebidas, de las que no todas se reciclan correctamente, acabando después en vertederos, playas o mares. Un asco.

Hasta en la operación kilo de alimentos en la que solemos colaborar como voluntarios, también se entregan bolsas de plástico para animar a los clientes de los super a que depositen sus compras. Esto no para.

Hay que encontrar el modo de retornar envases con eficiencia, o hacer que se limiten las bolsas de plástico. No creo que sea tan difícil. Yo ya he propuesto a la panadería que haga bolsas de tela serigrafiadas para los clientes.

¿Por qué no haceis algo?

Fuente e imágenes tomados de www.greenpeace.org

http://www.comeencasa.net/2009/09/10/no-mas-bolsas-de-plastico/

http://www.comeencasa.net/2009/06/12/una-talega-profesional-entrevista-en-vivo/