En este pueblo costero gaditano las llaman frijoles, y son de temporada. Muy tiernas y fáciles de cocinar, quedan estupendas en potaje con todo tipo de verdura. Esta pasada semana las hemos probado como ensalada fría y nos han gustado. Un plato refrescante, ideal para estas tardes de levante.

Ingredientes (4 personas): 100 g de alubias de Conil, 1 pimiento verde, ½ cebolla morada, varios tomates cherry, 1 zanahoria mediana, 100 g. de restos de pescado ahumado, cocido, a la plancha o al horno (utilizamos salmón sobrante hecho al horno), zumo de un limón, perejil, vinagre (bolitas esferificadas), especias de algas, sal con especias para pescado, aceite de oliva virgen extra y tomillo.

Las alubias deben haber pasado la noche en remojo. Por la mañana las cocemos durante una hora con una hoja de laurel. Las reservamos.

Pelamos la zanahoria y la troceamos muy pequeña, así como el pimiento verde y la cebolla. Los tomatitos los cortamos por la mitad. Desmenuzamos el pescado. Añadimos el perejil y mezclamos todo con el zumo del limón, el vinagre, la sal especiada, el aceite, el tomillo y la sal. Ponemos el pescado y las pochas escurridas.

Una ensalada riquísima.