arroz de mar gaditanoHoy hemos preparado un arroz tipo paella con varios complementos marinos gaditanos: salicornia fresca, especias de algas marinas, especias de espárrago de mar (salicornia), sal virgen con especias y el resto de ingredientes que debería llevar un arroz en su fondo. Hemos utilizado productos envasados procedentes de los esteros gaditanos y que comercializan las empresas Suralgas y Atecmar, todos ellos de producción ecológica o sostenible, para obtener un sabor marino. En suma es un arroz gaditano actualizado.

La salicornia –llamado espárrago de mar- tiene incontables propiedades: excelentes proteínas y minerales además de grasas saludables. Es un vegetal con un perfil extraordinario.

Ingredientes:

Para el caldo: ½ apio, 1 zanahoria, 1 puerro, 1 cebolleta, cabezas de gambas.

Productos de esteros gaditanosPara el arroz: 200 g de arroz bomba, 1 puerro, 1 cebolleta, 1 pimiento rojo pequeño, 1 pimiento verde grande de freír, 100 g de salicornia fresca, 2-3 cucharadas soperas de especias de algas marinas, 2-3 cucharaditas de especias de espárrago de mar (20 g), sal con mezcla de especias ecológicas y aceite de oliva virgen extra. Y opcional: un puñado de piñones, que han merecido la pena.

Lo primero es tener listo el caldo, a menos que ya tengamos reservado algún caldo de pescado casero.

En una paellera, sofreír el puerro, la cebolleta, el pimiento rojo y el verde, dejándolo todo bien picado durante unos 10-15 minutos. Añadir la salicornia -que ya viene troceada, picarla un poco más- y lavarla bajo el grifo. A continuación poner las especias de algas marinas y las especias de espárrago de mar. Dejar todo a fuego medio bajo unos 20 minutos.

Añadir el arroz, la sal virgen y el caldo (triple cantidad que de arroz), dejando para el final el puñado de buenos piñones. Y dejar como siempre, diez minutos fuerte, diez minutos suave y un poco de reposo.

A todos nos ha encantado este arroz. Insisto en emplear la variedad bomba, merece la pena. Salieron cuatro platos completitos más un plato más pequeño. Lo justo.

Buen provecho.