Conservación de la carneHe recibido de la Asociación SLOW FOOD un pdf con información sobre el consumo, conservación y cocinado de la carne, incidiendo incluso en las pautas para su compra. Se trata de saber tratar este alimento, que ciertamente está cada vez peor visto por su modo de crianza y su excesivo procesado.

Lo primero que indican son las “Cosas que no se deben hacer”:

  • Comer carne de forma cotidiana en el almuerzo y la cena.
  • Realizar con frecuencia cocciones a elevadas temperaturas y a las brasas, que pueden hacer perder a las carnes importantes propiedades nutritivas.
  • Comprar carnes que provengan de explotaciones ganaderas intensivas, que no atiendan el bienestar animal y medioambiental.

Una vez la carne en casa, hay que saber conservarla lo mejor posible:

Carne fresca.- En el frigorífico, a 4º C, no demasiado tiempo, dependiendo si la pieza es entera, 6-7 días. En piezas y filetes 3-4 días. Y carne picada y carpaccios, 1-2 días.

Carne cocida.- En general dura 3-4 días, pero es necesaria su buena conservación para que no pierda propiedades. Hay que refrescarla 20-30 minutos y luego introducirla en un recipiente hermético en la nevera.

Carne congelada.- Hasta 12 meses para carne bovina; 6 meses para el porcino; y 3 meses para las aves. Una vez descongelada la carne, no puede ser congelada de nuevo.

Al vacío.- Es una técnica muy adecuada para conservar aquellas carnes preparadas para durar en el tiempo, como embutidos y alimentos cocidos. Al conservarse al vacío, la carne adquiere un color oscuro que luego desaparece al contacto con el aire.

Por supuesto, hay que cuidar mucho la temperatura durante el transporte desde el supermercado hasta la nevera de casa. Si se tarda en ello más de 2-3 horas y a una temperatura que supere los 25º, tanto la calidad de la carne está en peligro. Es conveniente emplear las bolsas térmicas.

Podemos reconocer una carne mal conservada si:

-La carne en crudo pierde agua.

-Las partes grasas se ponen de color amarillento.

-Las partes magras son de color oscuro o se ponen de color marrón violeta.

-La carne desprende un mal olor (bacterias).

Espero que estos consejos os sean útiles.

Fuente: Slow Food.