Con este titular tan refrescante intervino nuestro amigo Fran León el pasado jueves día 9 en la Casa de la Provincia en Sevilla. Fue en la última ponencia del Primer Seminario 2016 Andalucía, Vino y Cultura. Esa tarde con anterioridad habían pasado por el acto expertos ponentes que hablaron del patrimonio, la agricultura, la arquitectura y la archivística relacionados con el vino. Fran León expuso su experiencia personal en modo diario para explicar cómo llegó a su profesión y pasión, la de ser sumiller de vinos andaluces.

Su página describe: “Events Manager, orientador de hostelería y restauración. Product Manager de Bodegas F. Salado y Sumiller gastronómico de Productos Andaluces en Canal Sur”. Pero para nosotros Fran es un amigo con el que hemos vivido magníficos ratos alrededor de una copa de vino de aquí, sobre todo de la provincia de Sevilla. Es un dinamizador del vino, porque dice que no sabe hablar sin él.

A través de su curriculum personal, habla de años, vinos y personas. Se define prescriptor de vinos andaluces, pues para ello ha logrado reinventarse, desde su primitivo oficio como electricista. Y un día dio el paso definitivo.

Defensor del vino de proximidad, apuntó que había recorrido toda Andalucía a través de sus tierras, sus agricultores y sus bodegas, trayendo en su mochila años de experiencia y de vinos, a los que a todos les había “visto la cara”.

Partiendo de su primer contacto con la hostelería, comienza en gestión de compras, como autodidacta, y logra enamorarse del vino. En 2004 se hace somelier y catador. Comprueba la poca variedad existente en la región de determinados vinos, como el blanco (solo en Cádiz y Huelva).

Pero hubo un antes y un después cuando probó el primer tinto andaluz, así como alguno de crianza biológica de Huelva, o los de la sierra norte de Sevilla. Y apareció Federico Flores, que en 2007 era el único distribuidor de vinos tintos andaluces para la restauración. Nace el término vinos de Andalucía, auténtica novedad.

En 2009 se monta la primera muestra de vinos andaluces, con éxito desbordante, con un vino de cada provincia.

Fran León ha impartido formación a los camareros sobre vinos andaluces, tema que ignoraban. Y conoce tintos como Zancúo (Bodegas La Margarita, sierra norte de Sevilla), a personas como Paco Robles (vinos ecológicos Córdoba), y comprueba que hay pocos hablando de vinos de nuestra tierra, y menos aún de la provincia de Sevilla. En 2011 Fran comienza con las primeras catas en restaurantes, y de ahí a Canal Sur. Recordó como tuvo que describir un vino tras catarlo con auriculares que tapaban sus oídos, lo que dificulta la percepción. Fran acercó el vino a través de la tierra, a un grupo de invidentes de la ONCE.

Conoció a personajes como Julián Navarro, hoy presidente de la Asociación de Vinos y Licores de Sevilla, bodeguero de la sierra norte con vinos ecológicos, y embajador de los vinos de Sevilla (un amigo al que apreciamos muchísimo).

Contactó con Pepe Ferrer quien le ilustró sobre los vinos de proximidad de Cádiz, y que hoy es embajador de los vinos de Jerez en el mundo.

Fran Evocó vinos de Jaén y Granada, cultivados en diferentes altitudes o en Almería, con 4 zonas vinícolas diferenciadas. No quiso olvidar la zona del Condado de Huelva, o las Bodegas de Luis Perez, en el marco de Jerez, así como la contribución a la comunicación de Antonio Flores (enólogo y “hacedor de vinos” de González Byass), los hermanos Gómez Lúcas, enólogos innovadores, que fermentan su vino en barro. El vino tiene emprendedores de futuro.

Y finalizó su recorrido con la imagen en pantalla de Vicente Sanchís (también gran amigo nuestro), socio fundador de la Asociación Apoloybaco, gran aficionado al mundo del vino, y poseedor de amplia información de la provincia de Sevilla, dedicado a su divulgación sin ánimo de lucro.

Fran León dirige un programa gastronómico en Radio Tomares, en el que habla de los vinos andaluces y no andaluces.

Una ponencia entrañable.