Pastel de pavo y quesoEsto de tener comida preparada en frío me encanta. Saber que te espera disponible en una fiambrera dentro del frigorífico da una gran tranquilidad. Un pastel de carne blanca como éste de pavo y queso anima a que se complemente con otras verduras frías, y ya de por sí es un plato casi completo.  Lo hicimos en casa y nos encantó. La receta está “tomada” de algún que otro sitio y adaptada a nuestros gustos.

Ingredientes: 600 g de pechuga de pavo (puede ser de otro sitio), 2 calabacines pequeños, 2 rebanadas de buen pan, 2 zanahorias, 1 huevo, ½ vaso de leche, 50-75 g de queso semicurado rallado, ½ vasito de vino Pedro Ximénez, 1 diente de ajo, sal, tomillo, 1 cucharada de pan rallado y aceite de oliva virgen extra.

Primero picamos la carne si no lo está. Yo la piqué en la thermomix. Luego pelamos, troceamos y cocemos la verdura al vapor, si es posible, y no demasiado tiempo, para que quede un poco crujiente. Ponemos el pan a remojar en la leche y lo dejamos un rato. Rallamos el queso.

Mezclamos la carne picada con el pan remojado, el huevo batido, el queso rallado, la verduras cocidas y el ajo también picados. Corregimos de sal y añadimos un poco de tomillo. Terminamos con el vasito de vino y movemos todo.

Untamos el molde con el aceite y espolvoreamos con el pan rallado. Vertemos el relleno y lo introducimos en el horno precalentado a 170ºC durante 45 minutos.

Esperamos a que se enfríe para cortarlo. Puede tomarse frío o caliente.

Creo que este plato ganaría mucho con una buena salsa de tomate casera.