descargaEstá claro que el llamado segundo canal de la televisión pública es otra cosa. Sus contenidos son culturales, informativos y de interés de la actualidad. Esta mañana, mientras almorzábamos, estuve viendo el programa Al Punto, de TVE2, con una interesante entrevista al Chef David Muñoz, tres estrellas Michelín, realizada por la periodista Elena Sánchez.

He cogido la foto de internet, seleccionando la más discreta entre las imágenes de este cocinero creador del restaurante Diverxo, amigo de piercings, tatuajes y peinados alternativos. Y quería haber fotografiado un pantallazo del programa, pero habiéndose emitido esta mañana, aún no está colgada de la web de la televisión, y tampoco en Televisión a la Carta.

Pero bueno, quería comentar lo mucho que me ha gustado el reportaje, centrado en la meteórica carrera de este Chef de 35 años, que comenzó en el equipo de Adriá, y que hoy tiene no solo un restaurante, sino todo un proyecto innovador de cocina, de un altísimo nivel.

David habló de su aprendizaje (con doce años ya cocinaba), su carrera, sus ambiciones, su perfeccionismo obsesivo, de la ilusión por su trabajo y de la importancia de contar con un equipo que comparta sus mismos sueños.

En un momento de la entrevista, la periodista le preguntó si estaba influyendo el triunfo de la alta cocina española en el modo de comer y alimentarse de la población. Muñoz respondió que el nivel de nuestra cocina sí había provocado un aumento en la cultura gastronómica de los españoles, pero que la cocina en las escuelas era la gran asignatura pendiente, para influir en la alimentación familiar.

Es decir, el gran Chef reconoció que si bien hay cada vez más conocimiento de cocina y gastronomía en modo cultura, es cierto que las nuevas generaciones necesitan saber el origen y la composición de los alimentos, las técnicas básicas de la cocina, y las propiedades de los productos. Con ello se conseguiría mejorar la alimentación de la población, que a veces solo valora el espectáculo mediático de la cocina, y que no es consciente de la necesidad de manejar las pautas nutricionales en su dieta.

Resumo: un buen reportaje, un buen ejemplo de triunfador en su vocación, que recalcó que llegar cuesta mucho trabajo, con jornadas agotadoras, así como la felicidad que produce vivir y desarrollar los sueños laborales.

Programas técnicos como éste, bien realizados, enfocados a la divulgación, ayudan a formar al espectador, con la comunicación como única herramienta de información y cultura, lejos del morbo provocado en concursos bajo presión y competitividad exhibicionista.

Para llegar hace falta trabajar en ello y mucho, durante muchos años, y acostumbrarse al fracaso parcial sin hundirse. Al fin y al cabo, cada uno tiene su nivel y su cima.

(Programa Al Punto, tve2, domingo 10 de abril):