Lili cukis de manoliEstas galletitas redondas con un formato casi de pastas son obra de mi hermana Manoli, que las elaboró expresamente para la presentación de mi libro “Los martes, pescao” en la Casa de Iberoamérica el pasado día 10. Además, me las envió por MRW a Cádiz desde dónde reside, para que estuvieran recién hechas la tarde del acto. Se acompañaron con un moscatel de la Cooperativa de Chipiona. Al ser artesanas, tienen distintos tamaños y formas. Y aquí va la receta, con su autorización. El nombre es también obra suya.

Ingredientes: 200 g de mantequilla, 150 g de azúcar, 160 g de mantequilla de cacahuete, 280 g de harina de repostería, ½ cucharadita de bicarbonato, 1 huevo grande, 1 cucharadita de esencia de vainilla y azúcar glass para decorar.

Ponemos la mantequilla ablandada, el azúcar, el huevo, la vainilla, el bicarbonato y la mantequilla de cacahuete en un bol. Mezclamos con las varillas o un tenedor y vamos agregando la harina poco a poco hasta formar una masa que no se pegue a las manos (posiblemente, sea más de la cantidad inicial).

La enfriamos en el frigorífico una hora para poder trabajarla mejor.

La cortamos con un cuchillo en cuartos y vamos cogiendo trocitos para formar bolitas (de 2-3 cm), y las vamos colocando directamente en una bandeja de horno, sobre papel vegetal, separadas entre sí (filas de 5×5).

Se aplastan con un tenedor para formar el enrejado. Horneamos a 180º (entre 12-15 minutos) hasta que se doren.

Una vez frías, se les espolvorea el azúcar glass. Se conservan muy bien en una lata durante mucho tiempo.

Y están riquísimas, eso dijeron los asistentes al acto de presentación.

Gracias, Manoli.