Mi Pueblo portadaNo nos influyó el mal tiempo de agua, frío y lluvia al decidir desviarnos a Olvera (Cádiz), y recorrer algunos kilómetros más de carreteras de curvas. Y es que estábamos motivados pensando que allí podríamos comer en el Bar Mi Pueblo, regentado por Paco Medina, un personaje de la sierra de Cádiz, un agitador de la cocina tradicional (algunos llaman antigua) y de ley diría yo.

Sabíamos que Mi Pueblo había cambiado de ubicación hará como un año. Este nuevo local es de mayor superficie y mejor situación en el pueblo. El espacio tiene de todo: terraza, terraza cubierta, salón de tapeo y comedor propiamente dicho, con una decoración que sin dejar de ser propia del lugar lleva algunos detalles más actuales. El bar es ciertamente agradable para estar.

Mi pueblo1Tengo que decir que conocimos a Paco Medina con motivo de los estudios de “Tortillología” que realizamos en el año 2011, ya que el establecimiento estaba incluido en la ruta, con su “pastel de tortillas», que tuvo muy buenas críticas.

Paco Medina es un incansable hostelero que piensa e inventa la cocina constantemente como creador nato. Como ejemplo, su libro “La Tapa antigua” editado por la Diputación de Cádiz, que ilustra con imágenes y textos las recetas históricas de este lugar de la sierra de Cádiz.

Con el local prácticamente lleno, no quisimos importunar demasiado, y nos sometimos a los dictados de sus sugerencias. Todo riquísimo y además las patatas fritas son de verdad.

Abrió el desfile unas tostaditas de lomo en manteca con alioli de membrillo, con su rodaja de pan correspondiente, al mejor estilo de gastrobar de pueblo, el más auténtico sabor.

Mi pueblo2Se empeñó Paco Medina en que probáremos compartiendo una sopa de tomate artesana con hierbabuena incluida. Riquísima. Y entonces el estómago empezó a tranquilizarse.

Como siempre, pedimos una muestra de croquetas para comparar. Las de Mi Pueblo eran de pisto de bacalao, o de carabineros. La nota que les pusimos fue alta.

No quisimos dejar el pastel de tortilla, otra de las presentadas a concurso por Mi Pueblo, una referencia tortillológica indispensable.

Fuera de demanda –o sea, imposición de D. Paco Medina- fue un wok de pollo con gambas, símbolo de una cocina más actual y eficiente, y una tapa doble de lengua de cerdo al mojo picón que nos encantó por su jugosidad.

Aún quedaba un pincho de atún gaditano, con alioli amarillo, que yo sugeriría a la hostelería de la capital por su simpleza y eficacia.

Perdón, que me olvidaba del salmorejo, buenísimo, que también probamos a medias.

Una comida hecha de varias propuestas, al más puro estilo reconvertido de Paco Medina, creador de una cocina única y personal en su pueblo. Todo nos sentó bien y nos dejó buen recuerdo.

Una carta adaptada a los tiempos, unos productos propios de la zona (carnes y verduras, pero también pescados) y unas presentaciones acordes con el estilo de la cocina serrana gaditana, pero en pequeñas dosis, lo que le da un toque de distinción sin tonterías.

Paco Medina sale de vez de cuando de la cocina y cambia impresiones con el comensal. La comunicación e intercambio de opiniones de sabor es fundamental. Nosotros ya le dimos nuestra opinión: que allí se come estupendamente.

¡Qué bien hacer kilómetros para encontrar a un amigo cómplice de la buena cocina!.

El Bar Restaurante Mi Pueblo está en la calle Julián Besteiro, 80 (frente a la gasolinera), en Olvera (Cádiz). Teléfono 956 13 11 05).