“….Es más que un disfraz: es la representación icónica de la fiesta, tiene un significado propio y está relacionado con el repertorio de las agrupaciones que le dan corporeidad”. Así nos introduce el libro de Ana Barceló “El Tipo en el Carnaval de Cádiz” (Quorum-2015), obra que invistió como doctora por la Universidad de Cádiz a esta periodista de amplio currículum, el pasado 22 de enero, el mismo día que estuvo con nosotros.

De nuevo el Café Cultural que se celebra mensualmente gracias a Miguel Díaz, nos está permitiendo tener encuentros cercanos con escritores de Cádiz y por Cádiz. El Tipo en el Carnaval de Cádiz (propuesta para una catalogación) es un estudio del disfraz o caracterización carnavalesca de las agrupaciones gaditanas a lo largo de casi 200 años.

Habiendo trabajado en prácticamente todos los medios de comunicación escritos, radiofónicos e institucionales, Barceló ha estado siempre ligada a la celebración del carnaval de Cádiz como asesora y comunicadora, lo que le ha llevado a documentarse sobre la historia de la fiesta gaditana más genuina, y más concretamente sobre el tipo de las distintas agrupaciones formadas cada año. El trabajo –para su tesis doctoral y que le ha hecho volver a la universidad- lo ha realizado por satisfacción personal, ahora que está a punto de jubilarse.

Barceló se acerca al carnaval por su potencialidad como elemento de atracción de Cádiz. Ya había estudios sobre coplas. Sin querer ser cronista del carnaval gaditano, ella escoge investigar el tipo, y así llega a notables conclusiones de un modo inesperado, encontrando historias escritas buenas y malas, gracias a la prensa del momento. El libro podría servir perfectamente para el futuro Museo del Carnaval.

Conclusiones:

-Los tipos del carnaval de Cádiz son catalogables. La metodología de su trabajo es el análisis morfológico de los elementos.

-A través del estudio de los tipos ha conseguido identificar algunas agrupaciones históricas.

-La investigación ha permitido encontrar documentos (del Archivo Histórico municipal sobre todo), junto a otras referencias y datos muy dispersos.

-El tipo fue instrumento de control de la censura por ser una actividad festiva y transgresora. (No se les autoriza a salir a la calle si no dicen de qué van). Incluso en los años ´60.

-Cádiz en el siglo XIX fue puerto de salida hacia América, con su influebncia en la vida económica, social y por supuesto en el carnaval. De ahí que determinadas compañías de espectáculos musicales y circenses, junto a grandes artistas, actuaran en Cádiz (como el gran violinista José White y Laffitte, a quien homenajea Cañamaque). Su hermana abrió la primera academia de educación para señoritas en Cádiz.

El carnaval es un fenómeno cultural, antropológico, singular, artístico y estético, dónde lo más importante es la copla. En otros sitios se disfrazan de cualquier cosa. El tipo es algo más que el disfraz. La metodología del libro de Ana Barceló ofrece un punto de partida a los estudiosos para seguir incorporando nuevos datos, pues cada año esta fiesta vuelve a renovarse, cosa que solo ocurre en Cádiz.

A lo largo de su estudio doctoral, Barceló ha encontrado bellas historias relacionadas con la vida privada de los personajes relacionados con el carnaval.

El Tipo en el Carnaval de Cádiz” enriquecerá nuestro fondo de armario pasado, presente y futuro de diseño y creatividad. Miles de diseñadores, modistas y sastres trabajaron y siguen trabajando para él.