Salarte1Hace un par de semanas cruzamos la delgada línea azul que separa las tierras del mar, del agua encerrada en la bahía de Cádiz, que, como la playa de la Caleta, es más cantada que vivida. Un lago salado, antiguo y dinámico que rodea pueblos, comunica orillas, alimenta un parque natural, y que une o debería haber unido ya a sus habitantes con servicios comunes, y no solo con flamenco y carnaval. Pero sobre todo, es un mar con pasado y futuro, aunque el presente esté un poco en entredicho. Así vimos el saco de la bahía gaditana, una vez pisamos su parque natural y navegamos por sus inofensivas aguas. Todo eso nos lo enseñó Salarte, una asociación defensora de esta comarca tan nuestra, que no solo acoge muestras industriales y restos históricos. A Salarte va dedicado este post.

Recuperar, gestionar y poner en valor la marisma salinera es su razón de ser. Son un grupo de científicos y profesionales del medioambiente, expertos conservadores de parajes naturales, que dedican parte de su tiempo de modo altruista a velar por este espacio de esteros, caños, aves, pescados, mariscos y puentes respetuosos. La bahía de Cádiz es un hábitat complejo, pero rico y prometedor, a pesar de lo mucho que ya ofreció en otros tiempos.

La bahía gaditana necesita desarrollar iniciativas científicas, medioambientales, etnográficas, económicas y socioculturales, para seguir siendo lo que fue, que ya es mucho, evitando el olvido. Todo eso cabe en esta porción de agua tan cerca y sin embargo tan lejos de los gaditanos.

Cádiz -a pesar de su decadencia económica- está viendo nacer y afianzarse a una serie de asociaciones privadas surgidas del empeño y coraje ciudadanos, que, con mínimos recursos económicos y materiales, están luchando por conservar y defender el patrimonio. Salarte viene también a reforzar esa plataforma cultural y reivindicativa, al luchar por la vertiente marítima interior de Cádiz y los Puertos.

Salarte2En sus tres años de vida, Salarte está consiguiendo poco a poco apoyos institucionales –Universidad de Cádiz y la administración autonómica- para gestionar esta marisma salinera, en el ámbito general de la Comunidad Autónoma de Andalucía y de la propia Bahía de Cádiz.

Se trata de conservar e incrementar la biodiversidad y mejorar el funcionamiento y aprovechamiento de los recursos potenciales de este espacio, con el objetivo de crear renta y empleo, con la premisa de la sostenibilidad de las actuaciones.

Para ello es imprescindible la difusión y divulgación de los valores y beneficios que supone este territorio, dónde ya estuvo el hombre en tiempos pasados, aprovechando sus recursos. Todo patrimonio -natural o artístico- es capaz de generar riqueza.

Hay que contar que en octubre pasado, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía concedió a Salarte el premio Andalucía de Medio Ambiente 2015, en el apartado de valores naturales. El premio reconoce a personas, colectivos y empresas andaluzas que hayan destacado por su trabajo en la defensa y desarrollo de los valores medioambientales.

Salarte es una ONG privada, constituida por profesionales independientes que trabajan por las salinas litorales, la biodiversidad y el fomento del empleo local. Actualmente es la única ONG que gestiona en Andalucía una zona de reserva de la Red de Espacios Naturales Protegidos, pues desarrolla labores de conservación con la colonia de espátulas, realizando rutas guiadas a través del voluntariado, el turismo ornitológico y las actividades con escolares.

Juan Martín Bermúdez, es el presidente de Salarte. Su entidad ha conseguido recuperar e integrar cultura de oficios tradicionales salineros con visión progresista de las posibilidades de estos esteros. De este modo se unen experiencia del pasado y conocimientos presentes.

Defensa del ecosistema, responsabilidades paisajísticas, manejo eficiente del agua y sus recursos, evitando usos ilegales. Salarte anima de este modo a la sociedad civil a comprometerse, apoyando esta bahía que es territorio gaditano compartido.

Salarte nos recuerda que hay mucha vida bajo los puentes de Cádiz.

Más información sobre nuestra visita aquí

Puedes colaborar con Salarte haciéndote socio -con una cuota anual de 30 euros-, ayudando como voluntario, adquiriendo sus camisetas, cajitas de Flor de Sal Marina Virgen, pegatinas, etc…, o realizando tu donativo en su cuenta bancaria: ES02/2103/4009/7700/3002/1041 (UNICAJA)

Las donaciones son desgravables en la declaración de I.R.P.F. y en el Impuesto de Sociedades. Pueden expedirte un Certificado de Donación que refleje oficialmente la aportación realizada a esta entidad privada sin ánimo de lucro.

Para cualquier consulta puedes escribirnos a: contacto@salarte.org