Calabaza con garbanzos y guisantesCon estos fríos no hay más remedio que recurrir a un buen cuchareo. Este potaje o guisote lo encontré muy parecido en internet, aunque le hice algunas pequeñas modificaciones. Creo recordar que la receta original llevaba garbanzos cocidos, pero yo los remojé y herví y salió muy bien. Es un potaje ligero, rico fácil. Y le hemos dado muy buena nota.

Ingredientes para 4-5 personas: ½ kg de calabaza roja, 125 g de garbanzos, 225 g de guisantes frescos (ya pelados), 1 cebolleta fresca, 1 cucharadita de comino molido, 1 cucharadita de pimentón dulce, 2 cucharadas soperas de hojillas de ñoras (las venden en herbolarios), 1 hoja de laurel, ½ vaso de vino fino de Chiclana, 1-2 vasos de caldo de verduras casero, sal y aceite de oliva virgen extra.

Dejamos los garbanzos en remojo la noche anterior. A la mañana siguiente, cambiamos el agua y ponemos a cocer una hora aproximadamente con la hoja de laurel.

Pelamos la calabaza, quitando semillas y troceando a tamaño de taquitos. Picamos la cebolleta.

En la cacerola, con poco aceite, pochamos la cebolleta a fuego medio unos 5-6 minutos. Añadimos la calabaza, salteamos, y añadimos todas las especias. Cuando todo coja color, ponemos los guisantes y regamos con el vino. Dejamos que evapore el alcohol (8-10 minutos).

Añadimos entonces los garbanzos, movemos y enseguida el caldo, cuidando de no pasarnos. Dejamos cocer todo 25-30 minutos, comprobando que ya calabaza está tierna. Quitamos el laurel y podemos servir.

El caldo de este potaje se pone muy espeso, lo que le da una buena presentación.

Al día siguiente estará aún mejor.