El especiero de Silvia1Y Silvia tuneó su tienda, uno de los quioscos abiertos entre el edificio de Correos y el mercado central de abastos de Cádiz. Hace año y medio hablamos de ella y de lo que ofrece en materia de especias y condimentos. Pero quedaba pendiente un pequeño arreglo del local, breves modificaciones, toques femeninos y un rótulo personalizado, que le sacara de la lista de marcas blancas quiosqueras. Ésa es la noticia de esta entrada, un cambio de kilimcomercial hecho con pocos medios, lo que le da encanto y transmite admiración.

El especiero de Silvia2Se trata de un negocio en el que el circulante circula de poco en poco. Los precios van de 1 a 5 euros por término medio y los márgenes son cortos. Cualquier pequeña inversión ha de hacerse con mesura y cálculo centesimal. Ahora Silvia -año y medio después de su comienzo- tiene rótulo propio, mezclas de especias señalizadas en cestitos nuevos y un simple traslado de la luz del techo junto a un kilim con estampados orientales, que alegra los escasos cinco metros cuadrados que ocupa el establecimiento: El Especiero de Silvia.

el especiero de Silvia3Especias combinadas por ella misma, vinagres, sales, hierbas aromáticas y medicinales y toda clase de condimentos para cocinar los platos más locales o exóticos. Y por resaltar, el tahín, especia ecológica difícil de encontrar en Cádiz, está disponible en El Especiero de Silvia.

Negocio modesto, pero necesario en cualquier cocina que se precie, hace de esta madre de familia una profesional asesora del buen condimentar. Son famosas sus originales recetas, que facilita a diario a sus clientes, porque ella ama la cocina y la entiende.

Merece la pena visitarla, en horario de 10 a 14 de la mañana, de lunes a sábado. Con mercancía fresca y precios más que interesantes. Estos productos no son para comprarlos en los centros comerciales. Aquí el contacto vendedor-cliente es fundamental para pedir consejo e información. El gusto final de la comida está en juego.