Suelo prepararlos al ajillo, porque la thermomix los hace estupendamente. Pero esta vez había comprado una bandeja de champiñones ecológicos o biológicos (como se diga). Y ciertamente es la verdura que más agradece que lo sea, porque ofrece un mayor sabor. La crema estaba riquísima y nos ha venido muy bien cambiar de estilo. Es muy rápida de hacer. He aquí la receta:

Ingredientes para 4 personas: 500 g de champiñones (utilicé los ecológicos, con mejor sabor), 2 puerros grande, 1 cebolla mediana, 1 chorrito de leche, 2 vasos de agua o de caldo de verduras casero, ½ vasito de vino PX y un poco de sal.

Pelamos los champiñones, los troceamos y los reservamos. No es necesario mojarlos para su limpieza. Picamos los puerros y la cebolla y los pochamos en la cazuela con poco aceite, uno detrás de otro. A los cinco minutos añadimos los champiñones y dejamos que se sofrían también. Ponemos el vino y subimos un poco el fuego. A los diez minutos añadimos el agua o caldo y dejamos que se cueza a fuego suave durante unos doce minutos.

Ponemos todo en el vaso de la batidora junto con el chorro de leche y algo de sal. Batir y servir. Lo normal es que no nos haya sobrado líquido. Por supuesto no añadí ninguna especia, y pimienta menos aún. No la necesita en mi opinión.

Una crema riquísima y digestiva.