Xanty Elías (Huelva, 1980), empezó en esto de la cocinaXanty Elias2 a los 14 años. Formación académica, cursos postgrado y salida al exterior para trabajar con personajes como Arzak. Es miembro de la Asociación de Cocineros Eurotoques, representando a su tierra, Huelva. Regenta el restaurante Acanthum, en la capital onubense. Ha sido jurado de concursos y certámenes gastronómicos. Ahora está subiendo la cuesta de la madurez personal y profesional, alcanzando ya las altas cimas de la cocina de élite. Hoy reproduzco la última entrada de su blog con sus pensamientos. Xanty es grande, y en el futuro llegará a lo más alto. Me ha parecido interesante leer las reflexiones de un chef con tanta proyección.

VOLAR HACIA LA META

«Parece algo bastante sencillo para todos los que nos dedicamos al mundo loco de la cocina. Sin embargo a veces me siento perdido, por que mi meta aún no está escrita en un idioma inventado. Es increíble tenerlo tan claro dentro de mi, pero al comunicarlo no saber plasmarlo con los detalles que vuela en mi cabeza.

Día a día aprendo, hablo, converso, traduzco pequeños trozos de mi meta. Defino mis caminos, mis atajos, mis senderos, construyo y disfruto con las personas que me acompañan en él.

¿Dudas? todas. ¿Decisiones? a diario. ¿responsabilidad? la que quieras adquirir, ¿pensamientos? ninguno y todos a la vez. Lo que más me gusta es sentir tras emocionarme, sin que el pensamiento me filtre nada. #modonofilter

Es extraño sentirse tan calmado y a la vez tan presente. Y os aseguro que cocinar asi toma una nueva dimensión.

más calmado, pero atento a cualquier cambio

más presión, pero más dosificada

más cosas en la cabeza, pero con más orden

más minutos, pero un tiempo más intenso

más detalle, y más mimo

más de todo y menos de nada.

más sensible, más mental.

Crezco al ritmo que la vida me enseña y aprendo a la misma velocidad que soy consciente. Sin pasos atrás, con la sensación de ser invencible y frágil a la vez. Por que todo repercute y con pequeños pasos se han hecho grandes caminos.

Me reafirmo, que cocinar me hace MUY FELIZ, que transmitir esa cocina, me llena de energía, y que saber que cada día cocinaré mejor, tira de mi como un tirachinas…

 Voy a construir con esta energía todo lo que me permita el futuro…»