exprimidores expertosHan accedido a posar aunque se caracterizan por la discreción. De hecho no suelen moverse del mismo sitio sobre la encimera, por aquello del enchufe, pues trabajan en la cocina, entre las 7 y las 8 de la mañana todos los días del año. El primero es un Braun Citromatic, con algunos añitos. Y para caso de avería o de corte de luz, pues tiene al sustituto de plástico color naranja y manual. Todo previsto.

¿No os cansáis de tanta rutina?

Bueno, es algo que no nos planteamos. Trabajamos siempre con naranjas (de zumo o de mesa), pomelos y limones. Extraemos totalmente el jugo, porque somos muy eficaces. Nuestra marca es alemana. Pero asistir al desayuno cada mañana de una familia no tiene precio.

¿Qué tiene de especial vuestro trabajo?

Hacer un zumo de naranja es conseguir un alimento saludable, fresco, con un buen punto dulce, pero ¡ojo! según los expertos, el vaso de zumo no debería sustituir a la fruta entera de modo habitual, ya que podría aumentar el riesgo de obesidad. Así, como lo oye.

¿Qué me dice?

Le explico: resulta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja consumir cinco piezas de frutas y verduras, para prevenir enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes e incluso algunos tipos de cáncer. Entonces, a muchos les resulta muy pesado tomar las tres piezas de frutas  recomendadas, y, recurren a los zumos pensando que ya han cumplido….pues no, no es lo correcto.

(Pausa)

Siga, siga, no se corte….

Es que una naranja entera tiene 5 veces más fibra y 30% menos azúcar que un zumo natural. Y aunque el zumo conviene a los que tienen déficit de frutas en su dieta, el vasito que yo me encargo de llenar con tanto cariño, no debería llevar más de una naranja, pues su azúcar supondría riesgo de obesidad. De hecho, el contenido de fibra de un zumo es más o menos el 20% del que lleva una naranja entera, y sacia menos y absorbe menos grasa y colesterol. ¿No le asombra mi cultura nutricional?

Por supuesto, pero ¿y si se toma el zumo con la pulpa?

Pues es lo mismo, porque apenas hay fibra en los gajos, solo en la piel de la naranja, y nunca llega al zumo. Por eso está claro que ese zumo no debería sustituir a otra pieza de fruta. Eso sí, un zumo es siempre recomendable por ser rico en vitamina C, ácido fólico, potasio, magnesio y beta carotenos. Y, claro, es mejor el natural al envasado.

¿Y esto no se arreglaría con la licuadora, su competencia?

Debo reconocer que la licuadora obtiene más jugo de todo (zanahorias, manzanas, plátanos….), y que nosotros solo servimos para los cítricos. Pero la licuadora tampoco saca la fibra de la naranja.

Nosotros, los exprimidores, somos más baratos, ocupamos menos espacio, hacemos menos ruido y somos más fáciles de limpiar en relación con las licuadoras. Trabajamos más rápido (cinco naranjas al minuto y medio). Eso sí, no todas nuestras piezas pueden meterse en el lavavajillas.  Costamos de media 30 euros, una ganga.

Háblenos de la vitamina C, usted la trata a diario….

Sobre ella quiero dejar claro que ya una dieta variada aporta las suficientes vitaminas y minerales. Bueno, los fumadores son los únicos que podrían tener déficit de vitamina C.

Y eso que dicen de que la vitamina C se destruye con el paso del tiempo no es verdad, me remito a las pruebas de laboratorio. Tengo allí algunos contactos. Y en cuanto a la vieja teoría de que previene y cura los catarros, eso es otra tontería sin base científica.

Y en cuanto a los zumos que venden envasados….

Lógicamente, no me caen nada bien. Son de tres categorías (aunque todos ellos contienen menos fibra que un zumo natural hecho por mí, e incluso menos vitaminas). Tome nota: -a)Los procedentes al 100% de naranjas exprimidas; b)Los elaborados a base de concentrados y c) Los néctares.

Fíjese lo novelera que es la gente, que valoran mucho más a estos últimos, precisamente los más pobres en naranja y vitaminas.

Lo más parecido a un zumo de naranja natural es un zumo envasado procedente al 100% de naranjas exprimidas, ya que no lleva ninguna manipulación adicional, y claro, es más caro. Pocos de estos zumos llevan naranjas nacionales, por cierto….

Veo que conoceis a la competencia….

Es nuestra obligación moral. Resumiendo, podemos encontrar zumo 100% de naranjas exprimidas (lo menos malo), néctar de naranja (mitad zumo y mitad agua y azúcares), refrescos con zumo de naranja (agua con zumo de naranja, poco, colorantes y aromas), zumo de concentrado (sin agua y luego añadida, bebidas de naranja y leche (agua con zumo y leche -15- 40%, colorantes y aromas) y bebidas isotónicas (colorantes con vitamina C añadida). Esto es una locura.

Evidentemente, soy la opción más barata en el hogar. Pero son pocos los que están dispuestos a comprar, guardar y exprimir naranjas por las mañanas, simplemente no están por la labor.

A este paso veo mi futuro muy negro….

Dígame, ¿Cuándo sale este reportaje?. ¿Cree que seré trending topic?

Fuente: Revista OCU Compra Maestra julio-agosto 2015.