El blog se queja de que llevo mucho tiempo sin publicar recetas. Y tiene razón. Son muchas las noticias que nos absorben la producción de entradas, unas más gastronómicas o sociales que otras, que nos distraen….pero que son también la vida del buen y mal comer. Como estábamos en deuda, hoy hemos cocinado este pollo con guisantes y buen jamón, rico en proteínas, que caerá en el próximo almuerzo.  Pero antes quiero compartirlo con vosotros, porque, por supuesto, lo hemos probado y estaba riquísimo. Como podéis comprobar, la cocina de Comeencasa es simple, pero está llena de ilusión.

Ingredientes: 600 g de pechugas de pollo de corral, 100 g de guisantes (mejor frescos), 50 gramos de jamón ibérico picado (mejor de bellota, que no cuesta mucho más), 1 copa de Brandy, 1 diente de ajo, 1 cebolla hermosa, perejil, algo de pimienta, aceite de oliva virgen extra, azafrán, sal gorda y agua.

Limpiar las pechugas y trocearlas en cuadrados, salpimentarlas y ponerlas a dorar en la cacerola con poco aceite. Picar bien la cebolla.

Cuando estén marcadas, añadir a las pechugas la cebolla picada, el jamón, la copa de brandy y los guisantes, removiendo un poco. Majar el ajo y el perejil picados con un poco del caldo que hay en la cacerola, y añadir también al guiso.

Poner el azafrán y añadir el agua, cuidando de que no falte. En unos treinta minutos más o menos estará listo.

Tener en cuenta que lleva jamón, lo que enriquece el plato y hace que las raciones puedan ser más pequeñas.