Martes Santo 1Acaban de trasladar su tienda y museo al pie de la carretera que atraviesa la localidad de Higuera de la Sierra (Huelva), conservando en su anterior ubicación la factoría de producción primitiva. Destilerías Martes Santo, S.L. se fundó según documentos fehacientes en el año 1875, con un capital de 500.000 pesetas. Esta tarde hemos visitado su sede, un bello edificio construido por el arquitecto Aníbal González.

La empresa comenzó como Hermanos Girón, que, tras experimentar repetidamente con los ingredientes del anís extraseco La Serrana en busca de mejor calidad, encontraron por fín la fórmula correcta un día de martes santo, por lo que decidieron dejar este nombre a la destilería, que por cierto es la más antigua de alambique activa en España.

Los métodos empleados en la elaboración de estos licores no han cambiado a lo largo del tiempo, y su volumen de producción es de 1.000 litros mensuales de destilados, anisados, macerados, cremas y licores. A más destilación, mayor calidad y menor alcohol. Algunos de ellos llevan frutos del bosque, que se maceran durante nueve meses.

Martes Santo 2_editado-1Anís seco o dulce, licor de mora, licor de frambuesa, licor de castaña, licor de hierba, crema de orujo, crema de guinda, licor de bellota, licor pacharán, vodka caramelizado, etc., son algunos de sus destilados, que llevan frutos del bosque procedentes de la provincia de Huelva, con toque dulce frutal que los hace realmente exquisitos.

En el pequeño museo de Martes Santo se exhiben maquinarias antiguas de la fábrica, etiquetas, mobiliario, botellas, así como herramientas usadas para la destilación o para el pesado del alcohol (pesado, no medido), canastos, garrafas, así como antiguos libros de contabilidad.

Destilerías Martes Santo está orgullosa de su colección de Ginebras Premium London Dry Gin Bidestilada, London Dry Gin Tridestilada, Flor de Iris y Gin Premium Rojos, en sus dos versiones  Biodestilada y Tridestilada. Todas con 40 grados de alcohol.

En la provincia de Sevilla estamos asistiendo a un resurgir de varias antiguas destilerías, algunas de ellas a punto de cerrar, y que han logrado reinventarse, no solo conservando sus productos tradicionales, sino diversificando sus líneas de producción, gracias también al auge de la moderna coctelería. Éste es el caso de Martes Santo, S.L.

Si bien se trata de una empresa onubense, su cercanía a la provincia de Sevilla le permite acudir a con cierta asiduidad a las muestras comerciales de vinos y licores sevillanos, por lo que la firma está alcanzando una gran notoriedad en la hostelería de la zona.

La visita finalizó con la compra de un surtido de cinco licores, con otros tantos sabores: licor de castaña, crema de orujo, licor de hierbas, leche de pantera y licor de bellota, todos ellos en botellitas de 100 ml.

(Supongo que todos los lectores de este post tendréis más de 18 años….).