Atico de los GatosNo es por mi condición de «puntual redactora», pero el número 5 de esta revista ha quedado de lujo, superando a mi entender la calidad de los cuatro números anteriores. Ayer jueves por la tarde tuvo lugar su presentación en el Baluarte de Santa Elena, espacio que ocupa la Asociación Aires de Cádiz. Un sitio muy gaditano por definición, con un ambiente más gaditano todavía. Rosario Troncoso, su directora, presentó un elenco de artistas locales, que dieron sabor y magia al evento; y a todos los asistentes –que llenábamos la sala por cierto- la posibilidad de conocer a figuras del flamenco, el carnaval, los cuentacuentos, el teatro y los cortos cinematográficos de humor.

atico de los gatos5Todos los recursos de esta tierra –de dentro y de fuera- se vuelcan en estas presentaciones que ya son un clásico. Pero el último número de El Ático de los Gatos tiene para empezar una bellísima portada, idea de Anna Baena, como maquetadora y diseñadora, que le da un aire grandioso, diferente, con la diosa Ganesha –elefante-, transformado en gata. El caso es que hoy por hoy esta revista tiene todos los avíos para ejercer de libro.

Abrir El Ático, con sus ya 119 páginas, supone buscar y encontrar un auténtico morbo cultural. Con sus secciones Ovillos y juguetes, Pupila vertical, Gran Felina, Yane No Neko, De cara a la Galería, Garras y caricias, El mundo desde el Ático de las gatas, Gatos de Atrezzo, Para relamerse (aquí salgo yo con la impagable Mar Varela), Los gatos de los bloques, sábanas y azoteas y Ronroneando con….., son las habitaciones dónde estos felinos y felinas hacen su vida tan campante, hablando de relatos, poesía, microrrelatos, artistas plásticos, ensayo literario, escaparate de creación artística, crítica literaria, miradas a la actualidad, artes escénicas, entrevistas, gastronomía, gaditanismo cultural, y… un poco de todo. Una revista a modo de gran centro comercial de la cultura, a base de pequeños puestecillos –algunos monumentales-, que ofrecen algo más al lector, envasado o a granel.

Es un placer tener esta revista entre las manos. Puede uno leerla a cachitos, mientras suena el avisador de la cocina –como suele ser mi caso- , sin perder el hilo de esta variada selección hecha por su coordinadora, señora Troncoso.

Y además, salir de esta presentación habiendo conocido a gente original, creativa y optimista, que quieren trabajar en Cádiz: Fran Sevilla (carnaval didáctico-nostálgico), Rocío Sepúlveda (cortometraje El Fure, risotadas generales), Israel Alonso (profeta en su teatro, La Ofendida), Rapsodelia, (cuentacuentos femeninos y mágicos) y Manuel López y Juan Gómez (Copla flamenca).

Y un consejo implícito y explícito: quedaos en Cádiz. Aquí hay mucho que hacer.

La revista cultural El Ático de los Gatos puede adquirirse en librerías de Cádiz.