Trebujena DesTapa eventoEsta localidad de la costa noroeste de Cádiz desea aprovechar sus recursos naturales y convertirse en destino turístico sostenible, es decir, quiere estar ahí y a la altura, en una provincia que es un auténtico escaparate. Para ello, presentó esta mañana la Jornada DesTapa Trebujena, contando con el apoyo del Patronato Provincial de Turismo de la Diputación de Cádiz. Entre los asistentes –empresarios locales o relacionados con el turismo de otras procedencias-, asistimos varios blogueros gastronómicos de la provincia de Cádiz. El acto comenzó en el Centro de Participación Activa de Trebujena, y finalizó en la Escuela de Hostelería, con una degustación, pasando previamente por el castillo. Pero antes nos recibieron con una copa de moscatel autóctono de la Cooperativa, y con el mosto ganador del concurso del Consejo Regulador en 2014.

Muy interesante fue la mesa redonda que reunió a los agentes más significativos de Trebujena, implicados en este proyecto, y relacionados con el turismo, la hostelería profesional, el campo y el vino, junto al movimiento ecológico de la agricultura trebujenera. Con la intervención de estos ponentes, quedamos perfectamente informados de lo que tiene y de lo que quiere tener esta localidad de casi 8.000 habitantes, para convertirse en referencia de turismo sostenible.

Junto a la bienvenida del alcalde, José Rodríguez Perez, intervinieron Alicia Rosado, delegada de Turismo y el técnico de Diputación Francisco Cabral, que a su vez comenzó la mesa redonda resumiendo la historia de Trebujena (Conquista por Fernando III en el siglo XIII, Carta Puebla en 1494 por el III Duque de Medina Sidonia), así como sus atractivos turísticos: cortijo Alventus, además de casas señoriales de vecinos, fiestas gastronómicas, etc.

Expuso Cabral la tendencia actual del turismo gastronómico, como oportunidad para diversificar la oferta turística, y estímulo a la economía local en zonas rurales, cercanas además a los sectores de producción. El gasto en gastronomía supone 1/3 del gasto del turista, siendo el 2º factor a la hora de decidir donde viajar. Es el producto estrella, y un recuerdo para el turista (por fidelización). Es necesario contar con la estacionalidad, creando un paisaje culinario.

Sabores de la Costa, marineros, cocina de caza, quesos autóctonos, embutidos y chacinas y repostería de clausura, conforman el mapa de recursos gastronómicos de la provincia de Cádiz, en la que Trebujena podía situarse en un circuito turístico, semejante a la Ruta del Atún o la Feria de los Quesos de Villaluenga.

En posteriores posts seguiremos hablando del campo, la ecología, el vino y su escuela de hostelería, entre otros.

Trebujena quiere DesTaparse. Nosotros hemos salido de allí con el gratificante sabor dulce de su vino.