Picadillo de berenjenasDe vez en cuando aireo algunos de mis libros de cocina. En esta ocasión la obra “Formulario de Cocina por un jerezano que nunca ha sido cocinero”, me pareció interesante. Editado en 2009, es de autor anónimo de principios de siglo XX, pero encierra la firma del botánico José María Pérez Lara, que nunca quiso dar a conocer su nombre en este libro. En el prólogo se cita el libro como perteneciente a la colección de cocina “A fuego manso”. La receta es sencilla y muy adecuada para estos días de Cuaresma, además de estar muy rica.

Ingredientes para cinco-seis personas: “Tómense cinco berengenas de tamaño mediano, y partiéndolas en trozos del volumen de una nuez, échense éstos en una cacerola con bastante agua; manténganse así sin otro cuidado que cambiarles el agua varias veces en el transcurso de tres o cuatro horas,  pasado este tiempo póngase la cacerola al fuego con agua nueva y déjese en él hasta que los trozos estén casi tiernos.

Yformulario de cocinaa conseguido esto, se apartarán del fuego, y trasladándolos a un plato, se dejarán en él bien escurridos. Quítense entonces los pellejos a 700 gramos de tomates y pártanse en pequeños trozos; córtense en fragmentos más pequeños 5 pimientos verdes y un trozo de cebolla del tamaño de una naranja, y échese todo en una sartén con 15 cucharadas de aceite; mézclense con esto los trozos de tomates y los de berenjena, y después de agregarle un gramo de pimienta molida y 20 gramos de sal y de remover bien la mezcla, se pone la sartén en fuego lento, se cubre con una tapadera, y se sirve cuando el picadillo, quedando en la grasa, esté tierno”.

En relación con la receta, advertir de la ortografía de la palabra berenjena a principios del siglo XX. Por otro lado, sobre el aceite, puse la mitad de lo indicado.

El libro contiene también explicación de algunos vocablos culinarios. Muy interesante.