Sin título-1El programa Comando Actualidad presentó el pasado miércoles un magnífico reportaje sobre el problema de la obesidad. Uno de cada cuatro españoles es obeso, cifra que se ha disparado en los últimos años (Sobre todo en Canarias y Andalucía). Además, se analizó el problema combinado de la obesidad-dietas-remedios quirúrgicos. Fueron varias personas las que contaron su experiencia, al practicar diversas dietas de adelgazamiento a lo largo de su vida, y que tuvieron que recurrir al quirófano –en sus distintas variedades- como solución a los muchos kilos de más.

Partiendo de la obesidad como discapacidad, por el importante gasto sanitario que supone, ésta se define como aquel valor del IMC (índice de masa muscular) mayor de 30, y de 40 para la obesidad mórbida. Según fuentes sanitarias, en España se realizan al año unas  6.000 operaciones de reducción de estómago por obesidad mórbida, y además,  el 80% de estas intervenciones, con cirugía estética. Pero el programa se centró sobre todo en las secuelas funcionales que quedan en los pacientes después de estas operaciones, efectos secundarios que necesitan de la ingesta de medicación y suplementos vitamínicos, por ejemplo.

Una idea comentada en el programa fue que con dietas vegetarianas también se puede ser obeso, debido al efecto de las grasas saturadas. Y confirmaron los beneficios para la salud y el mantenimiento de peso de observar cinco tomas de comida diarias.

Los médicos advierten de los problemas que trae para la salud la obesidad (ácido úrico, apnea, diabetes, hipertensión, tiroides descontrolado….), enfermedades que suponen el 7% del gasto sanitario español. Por supuesto, el ejercicio físico es fundamental. Es fácil encontrar personas con sobrepeso y con desnutrición al mismo tiempo.

En los últimos 30-40 años se ha disparado el problema de la obesidad debido a que: 1) comemos más cantidad de alimentos; 2) los alimentos son de peor calidad (grasas saturadas y precocinados) y 3) tenemos mucha menos actividad física.

El problema también se da en la población infantil, con niños preadolescentes que pesan más de 150 kg, y que también son pacientes de cirugía bariátrica, debido a su vida sedentaria y a la gran oferta de comidas hipercalóricas. Esta población debe pasar por siquiatría antes de someterse a una operación.

Son tres las variedades de cirugía contra la obesidad: la banda gástrica, la reducción de estómago y el by-pass, que es reversible. En cualquier caso, tras la intervención, es necesario que el niño junto con toda la familia, cambien sus hábitos dietéticos.

Las consecuencias del sobrepeso son sicológicas, del aparato locomotor, diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc. Por ello, los padres deben comprometerse. Hay un formato fácil de llevar, que es 85-15, en referencia a la frecuencia de comida sana frente a los excesos semanales, o tener un capricho a la semana. Es más cómodo comer mal y rápido, y hay que motivarse.

En USA, 1 de cada 3 niños es obeso. Aquí hay 1 de cada 5. Parece que sí se corresponden obesidad y clase social. La comida basura es barata. Y la obesidad puede poner en peligro al sistema sanitario español, ya que la sufre el 43% de la población infantil.

Otro de los temas que se tocaron en el programa fue el del sobrepeso con salud, es decir, de aquellas personas que comen mucho aunque sano y que realizan suficiente actividad física (modelos de tallas grandes). Hay incluso una web para moda de tallas grandes, con muchísimas visitas diarias.

Al mismo tiempo, intervinieron personas que habían pasado por el quirófano para reducción de estómago; todas ellas debían de observar duras pautas de alimentación sana, además de tomar medicación diaria para combatir las secuelas del post operatorio de por vida. Hubo también quien había sufrido un error médico en la intervención y estaba en proceso de demanda judicial por los daños previsibles en su salud.

En conclusión, el sobrepeso cuesta dinero, si no en dietas, en cirugía.

Y otra cosa, de mi cosecha: todas las neveras que aparecieron en el reportaje contenían alimentos crudos, pero en ninguna había una fiambrera o cacharro con guiso o potaje ya preparado….no sé qué pensar del modo de comer de estas personas.