Puertas de Sevilla1Ese es el título de la exposición instalada en el Antiquarium de Sevilla (Plaza de la Encarnación, bajo Las Setas), que estará abierta hasta el 22 de febrero próximo. Muestra las 13 puertas (más postigos y algunas puertas secretas) que cerraban y daban acceso a la ciudad de Sevilla, hasta finales del siglo XIX, en que la mayoría de ellas fueron demolidas. Un paseo por una ciudad cerrada, pero que daba paso a su interior a través de lujosos postigos, con una rica vida alrededor. Se edificaron en diferentes épocas, y algunas de ellas incluso tuvieron una vida corta.

Ya en 1868 se derriba en Sevilla la muralla almohade y sus puertas, construidas en el siglo XII. Las autoridades decidieron que la ciudad debía crecer y para ello abrirse al desarrollo del futuro. Pero no solo fue una decisión urbanística, sino también cultural, patrimonial, política y social, pues a partir de entonces Sevilla prescinde de su cinturón de piedra con el que había vivido hasta entonces. Por ello, la exposición “Puertas de Sevilla, ayer y hoy” busca mostrar lo que ya no está pero sí estuvo, para que nos lo podamos imaginar.

Partiendo de la época romana, pasando por la islámica, la exposición hace un recorrido de la evolución del recinto de Sevilla, con sus murallas, puertas e instalaciones defensivas.

Puertas de Sevilla2Veinte puertas tuvo Sevilla: Puerta del Sol -1595- (calle Madre Isabel de la Trinidad con calle Sol), Puerta de Córdoba, -época almohade- (Madre Dolores Márquez, Muñoz León y Ronda de Capuchinos), Puerta de la Macarena –Siglo XIV- (calle San Luis – Resolana) Puerta del Cuco – una brecha más que puerta -, Puerta de la Basura –S.XVII- (final calle Feria) , Puerta de San Juan -1.574- (calles Guadalquivir y Torneo), Puerta de la Barqueta –Siglo XVI- (Calles Calatrava y Vib-Arragel), Puerta Real – s.XVI- (calle Alfonso XII). Puerta de Triana –año 1.588- (calles San Pablo, Gravina y Zaragoza), Puerta del Arenal –Año 1566 – (calla García de Vinuesa y Arfe),  Postigo del Aceite –Año 1573- (calles Dos de Mayo, Almirantazgo y Arfe), Postigo del Carbón –anterior al siglo XIII- (calles Postigo del Carbón y Tomás de Ybarra), Puerta de la Victoria –contemporánea del Alcázar- (calles Miguel Mañara con Avda. de la Constitución), Puerta de Jerez –Año 1561- (calle San Fernando), Puerta de San Fernando – Año 1760- (entre Alcázar y edifico fábrica de Tabacos), Puerta de la Carne –año 1577- (calle Puerta de la Carne y puente de San Bernardo), Puerta de Carmona –año 1578- (entrada calle San Esteban), Puerta Osario –año 1573- (calles Muro de los Navarros y Jaúregui) y Puerta de la Judería –no hay apenas datos- y Postigo del Jabón –pocos datos- (calle Tintes).

Las cuatro más importantes fueron: Puerta de Triana, Puerta de la Macarena, Puerta de Jerez y Puerta de Córdoba. Y de las cuatro puertas de la muralla de Sevilla que hoy existen, solo la de Córdoba conserva su estilo original.

Las puertas de Sevilla mantenían no solo su nombre, sino también su carácter. De hecho hoy día a pesar de que no existen la gran mayoría, su antigua ubicación sirve para denominar una zona o barrio de la ciudad.

En fin, aconsejo esta exposición por su interés, ya que nos sirve para situarnos e imaginarnos cómo ha ido creciendo la ciudad de Sevilla desde su fundación. Y de paso, podemos recorrer los restos arqueológicos aparecidos en el mismo lugar, con ruinas de viviendas romanas e incluso visigodas, todas ellas bajo Las Setas.