CATA CERVEZA ALBERO y SUSHI1 copiaFue un casual encuentro “intergeneracional”. Sabíamos que Cervezas Albero, de Sevilla, acababa de abrir un local en la zona de Nervión (plaza Pintor Amalio García), como escaparate de sus productos y para acoger actos como éste, una cata cervecera con sushi, elaborado por Sushi-Tai, un establecimiento de comida asiática situado muy cerca de Albero. Fue toda una experiencia: nosotros dos, como maduros blogueros callejeros, junto al resto de asistentes, que podrían ser perfectamente nuestros hijos. Pero el pasado viernes 19 se demostró que la cerveza no entiende de edad ni de prejuicios, es más: convive con todas las generaciones.

No es la primera vez que probamos la fusión cervecera-sushera. Hace unos dos años asistimos en Cádiz a una cata de cervezas con Gadesbeer junto al sushi de Mauricio Navascués –Gadisushi-, y entonces la experiencia tan novedosa nos encantó. Ahora nos apetecía vivir una degustación cervecera sevillana con esta empresa formada por dos hermanos jóvenes, -Carlos y Daniel Gutiérrez- y sin embargo sobradamente emprendedores y locos por hacer buena cerveza.

Comenzamos con una cerveza de bienvenida: una Golden Sureña, de baja graduación, color tostado con matices. Refrescante, de trago largo, con 4.8º mínimo, sin aditivos ni pasteurización, filtrada. Tiene más estabilidad. Se marida con un roll de salmón cubierto de sésamo. Esta cerveza lleva una espuma fina que persiste luego en copa. Ligera de cuerpo, muy fresca, equilibrada, no predomina la malta sobre el lúpulo, sobresaliendo el carácter frutal de esta cerveza.

Seguimos con una Dawat ecológica. Hay muy pocas marcas que elaboren ecológico. Ésta tiene una graduación media, ligera, de alta fermentación. Cristalina, apenas tostada, de espuma fina, con poca temperatura, con olor a levadura y el lúpulo inexistente. Triunfa la levadura de origen belga, y a temperaturas altas -17/24º, y al bajar la temperatura, los aromas son más finos y más verdes, dejando un suave dulzor en la boca, por gran parte del azúcar no convertido. Sin embargo, aquí los resultados son bajos por rendimiento con las maltas ecológicas.  El sushi de acompañamiento fue un Roll de atún y wacame con pepino y sésamo.

 CATA CERVEZA ALBERO y SUSHI2 copiaLlegó la tercera cerveza: Albero Gastronómica, la más combinable, especial para comer, con 5-6º Pale Ale. Se trata de una cerveza de mesa. Aquí los gases tienden a disolverse en el frío. Turbidez fría, se puede adaptar a cualquier alimento. Va bien en barril. Sin filtrar, pero se enfría y a a 0-5º, se favorece la fermentación de la cerveza, cristalina. Se marida con maki de salmón. A 5-6 grados la cerveza hace estable la espuma.

Y llegamos a la cuarta cerveza, con una Indian Pale Ale Albero, ésta más fuerte, más intensa, más amarga, en la que prevalecen las hierbas. Con 6º, color tostado cobre, intenso y diferente, con menor producción. Se marida con niguiri de boquerones en vinagre. Color cobre intenso, en la numeración estándar. Se marida con cristal roll (rollo de papel de arroz, relleno de pollo, lechuga, zanahoria, pepino y noodles (fideos de arroz). La cerveza Albero Doble Malta lleva 2 kg de malta/4 litros de agua. Es muy aromática y muy tostada. La espuma es menos blanca.

Carlos habló del proyecto Cervezanía, -“bebe tu propia cerveza”, que consiste en emplear un kit casero, profesional y con tu receta. El kit cervecero está a la venta en diversos establecimientos de Sevilla.

La Asociación de Cerveceros utiliza una central de compras para conseguir los componentes de su elaboración.

Según Carlos, la cerveza puede tener más de 30 colores, una vez diseñada. Se medía por el color, y luego a estilos y color según maltas, que dará un color final. Según la escala BCJP, guía de cervezas.

Carlos comentó brevemente los parámetros en la valoración de la cerveza: escala/densidad original: según índice/cantidad de azúcar, lo que da lugar al carácter maltoso de la cerveza.

En España, el consumo de cervezas artesanas representa solo el 1% del mercado y Cataluña lidera el mercado.

La tienda de Albero abre de jueves a domingos por la tarde, y es un pequeño local muy agradable para ambientarse en el mundo de la cerveza artesana, junto a productos gourmet como embutidos y conservas, y cómo no, la sevillana regañá de Don Pelayo, que consiguen un maridaje ideal.

Más información sobre Cervezas Albero.