Vermut INVITOBodegas Salado, una de las bodegas punteras de la provincia de Sevilla acaba de sacar al mercado un vermut, INVITO. Durante los últimos cuatro años la firma, -fundada en 1810- no ha parado de innovar y de ofrecer nuevos productos, aportando variedad al sector vitivinícola sevillano. Esta noche se ha presentado INVITO en el Consulado de Italia, una bella casa del siglo XIX (propiedad de la familia Ruiz Berdejo), con la asistencia de la Delegada Territorial del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medioambiente de la Junta de Andalucía, María Dolores Bravo; del alcalde de Umbrete, Joaquín Fernández Garro, y de los gerentes de las Bodegas, Santiago y Rafael Salado, entre otros. Los patios del Consulado, llenos de público, incluyendo miembros del Cuerpo Consular.

Después de 200 años de historia, Bodegas Salado da un paso adelante, sin olvidar sus orígenes de productores de mosto del Aljarafe, pero apostando por crear un nuevo y original producto: el mosto INVITO. Todos los vinos de Salado son homenaje a algún miembro de la familia. Y el vínculo familiar con la bodega Pichardo de La Palma del Condado (Huelva), dónde se elaboraba un vermut hace años, sirvió de excusa para ponerse a preparar esta variedad, que será el primero que salga al mercado en Sevilla.

Para el acto, se sirvió el vermut en cóctel, con la ginebra Puerto de Indias (que está pegando fuerte) y con cerveza Cruzcampo. Al frente de los maestros cocteleros estaba Paco César, quien fuera campeón del mundo de coctelería, en nombre de la Asociación de Barman de Andalucía.

Vermut INVITO2El enólogo de Bodegas Salado se refirió a los tres últimos hitos de la firma: 1) La producción de un mosto de levadura autóctona del Aljarafe. 2) la puesta en el mercado del Umbretum Brut Nature (cuya producción se agotó al poco tiempo), y 3) la presentación de este vermut INVITO, que además de los factores clásicos –clima, suelo y cepas, necesita la magia necesaria para ensamblar varios vinos, extrayendo así sus aromas con características propias del Aljarafe; también ha sido importante la elección de las botas para envejecerlos. Se refirió a la profesión de enólogo como a la de boticario.

De este modo, se ha conseguido un vermut aromático, con un pequeño dulzor, que ayude a saciar la sed, pero con la intensidad aromática justa. Lo hemos probado y está bastante equilibrado en nariz y en boca. Es un vino de aperitivo elaborado con los mejores caldos de Bodega Salado y extractos aromáticos. Envejecido en madera de roble americano, color caoba, muy aromático, intenso, con sabor característico, y con un toque amargo que alarga su exquisito bouquet. Su elaboración está basada en el sistema de crianzas y soleras, por lo que su producción variará en función de la demanda que se vaya haciendo. Aquí lo tenemos ya.

El Alcalde de Umbrete se refirió a la localidad subrayando que a pesar de su pequeño término municipal, cuenta con más de 300 comercios, lo que da idea de su carácter emprendedor, como es el caso de Bodegas Salado, de gran tradición en Umbrete, y que cuenta con el apoyo municipal.

La Delegada Territorial, Dolores Bravo, incidió una vez más en el apoyo que prestará la Diputación al sector vitivinícola sevillano, que sigue creciendo e innovando.

La presentación de INVITO nos permitió reencontrarnos con buenos amigos de la gastronomía sevillana como son Vicente Sánchez (Apoloybaco), Eva Carretero (Flamenkakitchen) o Julián Navarro y Elena Vigueras, de Bodegas Colonias de Galeón, la otra gran bodega sevillana, radicada en la sierra norte.

¡Ojo! que el mercado de vinos y licores de Sevilla empieza a despegar.

Y el vermut INVITO tiene personalidad, el amargor justo y la graduación alcohólica suficiente. El diseño de la botella es moderno y atrayente en su estética. El vermut tiene su momento de degustación: el mediodía del invierno, y ahora está de moda. Razón de más para encontrarlos en las tabernitas del centro de Sevilla, servido con toda su parafernalia, es decir, cubitos de hielo, rajas de limón y soda.

Por cierto, con tantos invitados, me perdí el otro maridaje de INVITO con cerveza Cruzcampo, que por lo visto iba estupendamente. Todo queda en Sevilla.

¡Enhorabuena!