A pesar de la crisis, el barrio sevillano de Los Remedios sigue siendo un referente de la pequeña empresa, de la hostelería, de los edificios administrativos y sobre todo, de las novedades comerciales. El pasado viernes inauguró un local en la calle Virgen de Luján, 12, la firma gaditana (chiclanera por más señas) Antonia Butrón. Después de visitarla, creo que la empresa de empanadas y pastelería ha acertado en lugar y tiempo.

Porque la calle (podría decirse Avenida) Virgen de Luján es una de las principales arterias del barrio, junto a República Argentina –con más carácter administrativo- y Asunción –hoy totalmente peatonalizada. En el primer caso, además los soportales ocultan los rótulos y en el segundo la falta de tráfico impide también la visibilidad. Por Virgen de Luján pasan familias constantemente, camino de colegios, de oficinas, de la estación de metro, de gestiones diversas, y vecinos de la zona en general.

El local de Antonia Butrón, tiene una superficie cercana a los 90 metros, distribuidos en una zona de venta al público con todos sus productos tradicionales, pero que en el interior, acoge modernas instalaciones como infraestructura para poder servir recién hechos sus artículos, teniendo en cuenta la lejanía con la fábrica base, situada en Chiclana (Cádiz).

Esta mañana la tienda de Antonia Butrón en Sevilla estaba reluciente, vistosa, tanto que era visitada constantemente por los viandantes del barrio. Según Ana, su lugarteniente, tras el estreno el pasado sábado vendió sobre todo bizcochos, así como empanadas de hojaldres. Estoy segura de estas últimas van a ser los productos estrella, porque no conozco nada semejante en esta ciudad.

Antonia Butrón venderá pan en este nuevo local –al igual que en sus restantes tiendas-, así como su línea de productos clásicos como empanadas de diferentes sabores, tartas de manzana y frutos secos, milhojas de atún y salmón, bizcochos, pastas y pastelería en general. La franquicia es un formato de fast-food de inmediatez, calidad y garantía. Para los gaditanos que residimos en Sevilla, ver una imagen tan conocida y familiar en nuestra tierra es todo un orgullo.

Antonia Butrón abrirá todos los días de la semana. Su gran apuesta será la gama de productos navideños –uno de sus platos fuertes-, y por eso pienso que han elegido una buena época del año, con tiempo suficiente para darse a conocer y consolidar su tienda en este otoño que comienza.

No solo me alegro de que un producto gaditano dé el salto a la capital de Andalucía, es que además exportamos un buen proyecto, centrado en el cliente y en un excelente equipo de trabajo, basado en la coordinación y en la generosidad como valores comerciales, del que muchas otras empresas deberían aprender.

¡Mucha suerte!