Convertida en bebida de base imprescindible durante la semana de feria de Sevilla, son varias las marcas de manzanilla que se reparten el consumo de más de mil casetas. Pero La Guita vuelve a ser la primera, consolidándose como la más bebida originaria de Sanlúcar de Barrameda, entre los habitantes de esta ciudad efímera del 5 al 11 de mayo.

Según cálculos del Grupo Estévez, comercializadores de la manzanilla La Guita, este año se prevé un consumo de 680.0000 botellas durante la feria de Sevilla, lo que supone un aumento del consumo respecto a la feria de 2013, y estar presente en el 60% de las casetas que componen El Real, dónde en la mayoría de ellas se bebe La Guita en exclusiva.

Además de por la calidad del producto y su imagen, el servicio ofrecido en la distribución de esta manzanilla ha sido un factor determinante para que en las casetas opten por La Guita. Un importante dispositivo logístico como por ejemplo un almacén de 6.000 metros cuadrados, cercano al recinto ferial, así como más de 150 profesionales organizando las tareas de distribución, consiguen que La Guita llegue a las mesas de la feria en las mejores condiciones.

El eslogan de este año de la feria de Sevilla ha sido “La Feria como debe ser, con La Guita y en abril”. En dicha campaña se amplía en el calendario 11 días el mes de abril, llevando la feria desde la noche del pescaito el 35 de abril, hasta el domingo de fuegos artificiales el 41 de abril.

Cuentan los viejos del lugar que la bebida oficial de la feria de Sevilla fue durante muchos años el vino fino, hasta que, hace unos veinte años de repente cambió la costumbre, y la gente se decantó por la manzanilla, por ser más refrescante y ligera. Hoy por hoy, es la bebida favorita en las mesas de todas las casetas del Real, bien en catavino o bien mezclada con soda como rebujito.

Durante la semana de feria La Guita desarrollará una acción de redes sociales desde su página oficial de Facebook.