Es de los sitios que siempre aconsejo para tapear en Sevilla. Su excelente cocina, buen servicio y además ubicación céntrica en la capital hispalense (calle Muñoz Olivé, tras Plaza Nueva), lo convierten en un lugar de encuentro con la gastronomía seria, basada en la cocina de mercado, y con un Jefe de Cocina (Juan Höhr, gaditano), que mantiene sus principios de rigor y profesionalidad en su trabajo. Ayer, compartimos en Messala Tapas un excelente rato con una cata de vinos dirigida por José Carbajo, representante de una distribuidora de bodegas muy interesantes.

Fueron dos blancos y dos tintos, y no precisamente de nuestros habituales, pero que nos permitió hacer un recorrido virtual, cultural y sensorial por las tierras de origen y sus entornos. Comencemos pues.

Pansa Blanca, es un blanco de Bodegas Marqués De Alella, situadas a unos 20-30 kilómetros de Barcelona. La uva pansa blanca es un clon de la uva Xarel-lo, ya evolucionada. Cultivada en tierra pobre, muy arcillosa, con viñedos de 100 años de antigüedad, que da una uva muy ácida. Aquí apenas riegan, y la producción es corta. La vendimia es manual y la fermentación es lenta. Es color amarillo pajizo, brillante, aromático y con personalidad. Con 12-14º de alcohol. Va muy bien con el atún rojo, los arroces  y, según Carbajo, el foie.

Bolo: otro blanco, esta vez visualmente menos amarillo, pero de aroma más intenso, o al menos más frutal y perceptible, de las bodegas Rafael Palacios, denominación de origen Valdeorras, la parte pobre del Albariño, con viñedos más jóvenes. Variedad Godello. Color amarillo pálido y brillante, tiene la acidez justa y deja recuerdos salinos. Ideal para pescados y mariscos. Es un vino de mediodía. Nos encantó.

Monteabellón: (Bodegas Monteabellón), es un Ribera del Duero, joven, con 5 meses de barrica, 100% tempranillo (o uva tinta del país en este lugar), lo que le da frescura. En 2010 alcanzó una excelente calidad. Capa media, rojo picota, y a veces le dan más añadas, para hacerlo más homogéneo. En boca es un poco áspero, propio de esta denominación de origen, pero potente. Marida con todo tipo de carnes y quesos.

Coto Mayor.- Bodegas Coto de Rioja, es un tinto joven, que ha sido embotellado en exclusiva para servicio en la hostelería. Variedad 10% graciano y 90% tempranillo, con 16-18 meses en barrica y 12-14 meses en botella, antes de salir de la bodega. Es un crianza de gama alta. Color cereza brillante. En boca es persistente. Coto es un número 1 en hostelería. Marida con carnes, pescados, quesos e ibéricos. Es añada de 2008. Este vino también estará en Messala Tapas.

Fueron casi dos horas muy agradables, junto al director de cata, José Carbajo, Nuria Cortés (jefa de sala), y el gerente de Messala, José Barranco. Al finalizar, saludamos a nuestro amigo Juan Höhr, metido en la cocina, artífice de la personalidad gastronómica de Messala. Sus dos especialidades –a nuestro juicio- son la ensalada de pulpo y el atún rojo, que elabora de mil formas y que es lo más solicitado por la clientela una vez llegada la temporada.

En breve, comenzará el atún de continuidad almadrabera, y habrá que pasarse por allí. Lo recomendamos.

Más información sobre el Messala, pincha aquí