El próximo domingo 16 de marzo, a partir de las 12,00 horas, tendrá lugar en Cádiz una nueva edición de la Tapa Cofrade. Será, como en las anteriores ocasiones, en el patio de la Real Parroquia Castrense del Santo Ángel Custodio (entrada por la calle Benito Pérez Galdós), frente al Teatro Falla. En dicho evento gastronómico, pondrán la música la Agrupación musical gaditana “Ecce Mater” y la Agrupación Musical de la “Sagrada Resurrección”, de la localidad de Sanlúcar de Barrameda. Organiza la Hermandad de Ntra. Sra. de los Desamparados.

La Cuaresma en la calle no es solo airear bordados, celebrar cultos en cofradías o sacar las túnicas de los armarios. En Sevilla por ejemplo, dónde vivo, hay toda una tradición de tapas, cervezas, vinos y tabernas clásicas, en los barrios relacionados con las cofradías más señeras de la ciudad. Cuaresma es primavera, temperaturas más suaves, reencuentro con hermanos de fila, de tramo, de censo o de carga. Y además, la Cuaresma se refleja en su propia gastronomía, con lo que tiene suficiente sustrato cultural, junto a la música típica de las bandas.

Es mi obligación como bloguera anunciar los platitos que podrán degustarse, sobre la barra que instalará la hermandad: panizas, huevos de fraile, garbanzos con acelgas o tortillas de camarones. No obstante, podrá uno saltarse la abstinencia con la tapa de Don Carnal (entiéndase menudo o judiones), finalizando con el tradicional postre de esta época, el conocido arroz con leche.

He asistido a la Tapa Cofrade en las dos ocasiones anteriores, y tengo que confesar que el evento tiene su atractivo. En un recinto histórico que acoge desde el siglo XVII el Hospital Castrense gaditano, y colindante con la que fue la primera facultad de medicina de España, tomarse unas tapitas al son de cornetas y tambores es una ocasión gastronómica de primera. Las tapas no tienen valor por sí mismas, sino también por sus circunstancias.

Aprovecho para animaros a asistir a este evento solidario en el que colaboran diversos hermanos de la Cofradía, al son de diversas marchas procesionales, todo ello con precios populares y a beneficio de la Bolsa de Caridad de la Hermandad de Ntra Sra. de los Desamparados, una bellísima cofradía de gloria, datada en el siglo XVIII.

Aquí os dejo mi marcha favorita, Hosanna in excelsis, de Óscar Navarro.