En el barrio de Sevilla Este, rodeado de bloques modernos de pisos, alguna residencia y equipamientos escolares, se encuentra el Club Santé, unas magníficas instalaciones deportivas que hasta hace poco ocupó el Club Moncase (de  empleados de la Caja de Ahorros Cajasol), y que ahora explota una empresa especializada en la gestión de centros deportivos. La zona es una de las más pobladas de la capital, y está formada en gran parte por familias jóvenes con hijos pequeños.

Son 10.000 metros cuadrados de parcela ocupados por un amplio y funcional edificio en dos alturas, junto a un terreno con pistas de pádel y tenis al aire libre, y una zona de terraza con piscinas y césped. El Club Santé, ofrece sus modernas instalaciones para la práctica del deporte y la convivencia de la familia. No es un mero gimnasio por horas, sino un lugar de encuentro que da respuesta a la necesidad del disfrute del deporte y la convivencia de la unidad familiar.

En su interior se oferta la práctica del tenis o el pádel, pero también de los aparatos de gimnasio, así como las clases de ejercicios aeróbicos como zumba, pilates, yoga o GAP, donde el barrio es su clientela natural, y donde los niños pueden moverse sin peligro y divertirse. La antigua y amplia pista polideportiva existente alberga ahora la instalación de cuatro excelentes pistas de pádel.

Pero quería referirme a su servicio de Catering Santé, objeto de mi curiosidad bloguera. Éste ocupa y atiende en el vistoso salón del Club, y continúa con la terraza junto a la piscina, que será ampliada con vistas al verano. Cuenta también con una sala reservada para todo tipo de celebraciones. El catering sirve comidas también fuera del recinto de su sede. El domingo estuvimos comiendo allí a base de tapas y la verdad es que nos gustó.

Un rico salmorejo, unos capirotes de langostinos (tapa muy solicitada), una excelente ensaladilla de gambas, dos tipos de croquetas, etc. son algunas de las propuestas del Catering Santé. Los domingos preparan un arroz ibérico, que por cierto se acabó antes de que pudiéramos probarlo. El caso es que a las tres de la tarde no había una sola mesa libre. De ahí que hayan ampliado la barra.

Unas condiciones económicas más que aceptables para hacerse socio –con precios especiales para pareja y menores de 21 años-, hacen del lugar una referencia en el barrio, tan alejado del centro de Sevilla y falto de equipamientos de ocio. En el Club Santé se unen la práctica del deporte con el alquiler de pistas, el ejercicio, la restauración de calidad y el disfrute para todas las edades. Se trata de un club social de mediano tamaño con modernas y luminosas instalaciones, que ahora por suerte han vuelto a tener una segunda vida.