Aunque la foto está estupenda, lo que guisé en realidad fue pavo (me había equivocado al escribir la etiqueta en la bolsa de congelación). Pero bueno, son aves al fin y al cabo, y esta receta va bien para ambos. Aquí pude aprovechar una lata de uvas peladas que sobraron del fin de año, y también un resto de una botella de mosto de Trebujena que tenía por la cocina, y que me regalaron. «Entusiástico» se llamaba, y nos gustó mucho. Vamos al lío.

Ingredientes: pechugas de pollo (1/2 kilo), 3 ajitos, 1 cebolleta, tomillo, romero, algo de pimienta, uvas (1/4 kg más o menos), 75 g de caldo de verduras, nueces, sal y aceite de oliva virgen extra y un vasito de mosto.

Troceamos y salpimentamos el pollo, pelamos la cebolla y la picamos y la ponemos a pochar. En una cazuela doramos el pollo con los ajos enteros, y le añadimos la cebolla, el tomillo, romero y las uvas (si no son de lata, peladas y sin pepitas), el mosto, el caldo y tapamos la cazuela y dejamos hacer 20 minutos. A continuación, ponemos las nueces y dejamos 10 minutos más.

Servimos. El pollo (o pavo) estaba riquísimo y el aroma aún mejor. Si utilizamos uvas no envasadas, hay que pelarlas y quitarles las pepitas. El caso es que éstas se funden con la salsa y el resultado es magnífico.