El pasado jueves dimos por finalizado otro taller más de cocina. Han sido nueve clases de algo más de dos horas cada una, a las que han asistido nueve chicas (esta vez ningún chico). La clase número 10 se ha dedicado –como novedad- a la formación para obtener el carnet de manipulador de alimentos, documento de gran utilidad para estas jóvenes, con un curso impartido por una empresa acreditada. También se les regaló el recetario “Los Lunes, lentejas”, publicado especialmente para ellas, además de su diploma de cocina. Todos estos gastos los ha asumido la Fundación Cajasol, patrocinadora del proyecto Cocinando Tu Futuro.

Nueve chicas procedentes de Sudamérica (Perú, Bolivia, Ecuador) y dos de África (Sáhara), han formado este grupo de alumnas del que nuestro equipo guardará sin duda un gran recuerdo. Educadas, discretas, atentas y con una gran unión entre ellas. Todas trabajan o buscan trabajo en el servicio doméstico, a través del Centro Social de María Inmaculada, en Sevilla.

Este taller –al igual que los otros anteriores- ha hecho un recorrido teórico y práctico por las recetas más tradicionales de nuestra cocina: tomate frito, puchero, garbanzos con espinacas, tortilla de patatas, pastel de verduras, pisto manchego, pescado en blanco, sopa de coliflores, arroz con verduras, pastel de carne, garbanzos aliñados, etc., y varios postres con frutas o dulces clásicos como tocino de cielo. Todo ello se ha degustado en clase.

Hemos procurado que las alumnas hayan disfrutado cocinando, pero sobre todo les hemos inculcado la importancia de la cocina sana, variada y hecha siempre en casa. Esperamos haberlo conseguido.

Además, con la obtención del carnet de manipulador de alimentos, pretendemos facilitar aún más la inserción laboral de estas jóvenes, no solamente en el servicio doméstico, sino también como posibles ayudantes en la hostelería, en empresas de catering o de manipulación de productos alimenticios. La formación recibida es también muy útil para ellas, como referencia para observar correctos hábitos higiénicos en las tareas de la cocina para la prevención de la salud.

Nuestro objetivo es ayudar a estas personas a encontrar trabajo, con salario digno y con una vida mejor en España.

Después de Reyes volveremos con un nuevo taller.