Encontré esta receta –más o menos igual- en la web Gastronomía y Cía. Siempre había preparado los champiñones al ajillo, la receta más frecuente, y pensé que ésta podría ser resultona. Así fue. No solo influye la cocción en cerveza sino también el corte de los champiñones en cuartos, en lugar de en láminas. La recomiendo.

 

Ingredientes (tres personas): ½ kg de champiñones, 2 puerros, 3 ajitos, 1/3 de litro de cerveza artesana a ser posible (Usamos ketall, Múrtiga), tomillo, una cucharada de maicena, pimienta negra, una ñora, sal y aceite de oliva virgen extra.

Primero hay que preparar los champiñones; quitarles el rabito, pelarlos,  lavarlos debajo del grifo y dejar que escurran y se sequen un poco.

Cortar los champiñones en cuartos. Pelar y trocear los puerros y los ajitos.

En una cazuela (usé de barro),  con aceite, sofreir lentamente ajos y puerros (unos 15 minutos) hasta pochar; añadir los champiñones, subir el fuego y salpimentarlos y dejarlos unos 2 minutos más. Añadir el tomillo y la cerveza (unos 200 ml de cerveza, el resto beberla). Bajar el fuego y añadir la cucharada de maicena. Dejar todo a fuego suave unos 20 minutos. Servir.

Estos champiñones estaban deliciosos y muy esponjosos. Palabrita de honor.