Ayer martes, la ciudad del caballo acaparó la primera línea informativa en gastronomía mundial, gracias a la celebración de la 5ª Copa Jerez, una competición que busca al equipo de cocina que mejor recree la armonía perfecta con vinos de Jerez, a través de dos platos y un postre. Fue en la Escuela de Hostelería jerezana. El jurado proclamó vencedor –entre siete equipos- al restaurante danés Clou, con sus propuestas “Vieiras cruzadas en corteza de pan de centeno salado, con Fino Antique Fernando de Castilla; pulpo estofado en grasa de pato y asado en aceite de almendra, con un Amontillado de Barbadillo; y de postre, helado de leche, praliné de avellanas y café, con Pedro Ximénez VOS de Tradición”. El Chef, Jonathan Kjolhede Berntsen y el sumiller Alexander Kjolhede Berntsen. 

Desde primeras horas de la mañana estaban trabajando los siete equipos finalistas, formados cada uno por un Chef, los ayudantes de cocina y un sumiller, procedentes de restaurantes de Alemania, Bélgica, Dinamarca, Estados Unidos, Holanda, Reino Unido y España. El evento fue seguido por numerosos medios de comunicación digitales españoles y extranjeros. Las magníficas instalaciones de la Escuela de Hostelería de Jerez son idóneas para este tipo de eventos.

Paralelamente a la competición, en una sala polivalente con escenario a rebosar de público, una representación de los mejores cocineros de la provincia de Cádiz fue elaborando en directo platos maridados también con las diferentes bodegas de Jerez allí representadas. 

Fue muy interesante encontrarnos allí y poder cambiar impresiones con buenos cocineros gaditanos como Jesús Recio (Valvatida, Vejer), Peppone Bernal (Ajonegro, Jerez), Rubén Rengel (El Mirador de Doñana, Sanlúcar), Xanty Elías (Acanthum, Huelva, con una gran proyección futura), Fernando Córdoba (El Faro, El Puerto, Cádiz), Mauro Martínez (La Curiosidad de Mauro, Puerto Real, Cádiz), entre otros…

También fue interesantísimo recorrer y degustar una muestra de las mejores bodegas jerezanas: González Byass, Barbadillo, Sánchez Romate (con su enóloga Reyes Gómez), Valdespino, Lustau… además de encontrarnos con los amigos de las Bodegas Luis Pérez, los representantes de la Asociación de Cocineros Los Borriquetes, de Conil, dueños de bares y restaurantes de la provincia, periodistas, empresarios de enoturismo como Rafael de la Cruz, etc.

Manzanillas, finos, olorosos, creams, amontillados o pedro ximénez, se exhibían de modo brillante sobre mesas con botellas de selectos diseños. Los vinos de Jerez siguen siendo un reclamo gastronómico de primer orden, tal como lo demuestra la celebración de esta 5ª Copa Jerez.

Un evento el de ayer sin duda imprescindible, que pone en valor el poderío de los vinos jerezanos, en manos de expertos Chefs internacionales. De hecho, no solo se están potenciando variedades en el marco de Jerez, sino que también están naciendo nuevas bodegas y nuevos vinos.

Un buen día para el grupo de blogueros habitual, que finalizó la jornada comiendo en la cafetería de la Escuela de Hostelería, que por cierto nos encantó por calidad y precio. Ya hablaré de lo que probamos allí.

Más información :