El próximo 23 de octubre, en horario de 17 a 20, tendrá lugar un seminario sobre teoría y elaboración del sushi, en el Aula de Demostraciones Culinarias de la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, Plaza de Molviedro, 4, Sevilla. El taller será en formato show cooking, y estará dirigido por Javier García Pereda, asesor del programa de televisión La Báscula. Podéis inscribiros en fundacion@esh.es , o bien en el teléfono 628 40 84 05, y el precio es 29 euros. En el curso, se dará un dossier informativo y diploma acreditativo y personalizado, y habrá degustación de lo que se elabore. El seminario Sushi Party es muy divertido y formativo. Yo lo hice el pasado mes de abril.

Está claro que la cocina oriental despierta cada día mayor interés. Como no quiero desvelar más información de lo que se imparta en este próximo taller de la Escuela Superior de Hostelería, solo voy a describir las herramientas o cacharros necesarios para la elaboración del sushi, y que son más o menos imprescindibles.

Makisu: esterilla de bambú enrollable utilizada para elaborar los makis.

Suihanki: es el cocedor de arroz eléctrico. Por cierto este verano me regalaron uno. Su ventaja es que deja el arroz cocido en su punto, sin que tengamos que preocuparnos por él. Si no lo tenemos, podemos usar una olla normal, pero más ancha que alta y con un orificio en la tapadera que haga de válvula.

Hocho: cuchillo japonés especial para sushi y sashimi (o usar un cuchillo de hoja fina, rígida y bien afilada)

Tamagoyaki-ki: es la sartén cuadrada para elaborar la tortilla tamagoyaki (puede usarse una sartén normal de base ancha).

Entre los ingredientes para la cobertura o relleno del sushi, están los pescados y mariscos –salmón (sake), atún (maguro), dorada (yoroppahedai), anguila (unag), pulpo (tako) gambas (ebi), calamar (ika), erizo (uni), surimi, vieira (hotategai), caballa (saba), rodaballo (irame), huevas de salmón (ikura), huevas de pez volador (tobiko), etc.

Pero sí es importante tener cuidado con el anisakis. Podemos evitarlo o eliminarlo de diferentes modos: 1) comprando pescado fresco de piscifactorías, 2) comprando pescado ultracongelado (menor alteración de la carne) o congelado (mayor alteración de la carne) y 3) comprando pescado fresco salvaje y congelándolo a -20º C, durante un mínimo de 24 horas (mayor alteración de la carne).

En la elaboración del sushi se emplea también el aguacate, pepino, mango, fresas, rúcula, rábano, zanahoria, espárragos verdes….

Y solo me queda animaros a aprender estas técnicas de cocina orientales y de filosofía saludable, y a que os familiaricéis con estos nombres: makisushi (sushi envuelto o en rollos), futomaki (sushi de rollo grueso), hosomaki (sushi de rollo delgado), temaki (sushi enrollado a mano), uramaki (sushi del revés), nigirisushi (sushi amasado), gunkansushi (sushi acorazado), oshisushi (sushi prensado), inarisushi (sushi relleno).

El sushi se come en un plato pequeño, con palillos de madera (hashi), una toallita húmeda (oshibori), posa palitos para evitar tocar la mesa (hashi-oki), salsa wasabi, jengibre encurtido agriculde (gari) y salsa de soja japonesa (shoyu).

Fuente: Escuela Superior de Hostelería de Sevilla. 

Los beneficios del sushi