Cuando el camarero te ve entrar en el establecimiento, y al no poderte servir por estar ocupado te dice que enseguida te atiende, esa frase te tranquiliza, significa que valora tu espera e impaciencia, y demuestra sobre todo profesionalidad. Desde hace muchos años, el final del curso escolar  y su comienzo en septiembre marcan la temporada alta en la población de Punta Umbría (Huelva), con unos 14.000 habitantes censados. Por ello, en estos casi tres meses abren sus puertas establecimientos hosteleros que han permanecido cerrados en su mayoría durante el invierno. Hace unos días estuvimos almorzando en un clásico chiringuito a pie de esta maravillosa playa onubense. Y está claro que no todos estos negocios son iguales. Es el Chiringuito Miami, que de entrada tiene un servicio más que eficaz en estos casi tres meses en los que abre al público.

Regentado en la actualidad por Mercedes y Juan José, el Chiringuito Miami tiene ya una larga historia al servicio de los veraneantes de Punta Umbría. Es espacioso, ha sido adecentado recientemente, y cuenta con mesas bajas y altas para el tapeo. Y lo mejor a mi entender, su techo de cañizo que permite disfrutar de una excelente temperatura, pues deja pasar la brisa.

Su carta tiene el tamaño estándar de este tipo de negocios, sobresaliendo los pescados blancos y azules fritos y a la plancha; los revueltos, los pistos de verduras con bacalao, el atún con tomate, y unas croquetas caseras magníficas. Hay que destacar sus verduras –casi todas de procedencia ecológicas- de un sabor extraordinario.

En nuestra visita pudimos probar todo lo anterior además de unas sardinas a la plancha sensacionales, con un tomate bien aliñado. Son muy buenos los postres y tienen una carta de tés, con un buen servicio.

El Miami cuenta con una clientela fiel a lo largo ya de muchos años. Su decoración está complementada por una colección de macetones de procedencia casera, que añaden belleza hogareña al lugar. Además del propio salón, el local ofrece una terraza para copas o desayunos sobre la misma arena de la playa.

Sus responsables tienen previsto organizar eventos gastronómicos en el chiringuito, cosa poco usual en los locales de temporada en Punta Umbría, que se ve desbordada en los meses de verano.

Creo que merece la pena tener una selección propia de lugares donde tapear, almorzar o cenar, en poblaciones turísticas estacionales como ésta, pues no todos los bares ofrecen lo mismo. Se trata de tomar platos sencillos hechos a base de productos de la costa, sin demasiada elaboración, pero de la mejor calidad. Y sobre todo, dar con establecimientos que cuiden su imagen y su cocina con un mínimo esmero, como ocurre con el Miami.

El Miami está situado en primera línea de playa, en calle Miramar num. 15, en Punta Umbría (cerca del albergue residencial «La Vieja Guardia».