Éste es otro de los platos que elaboraron en el primer día del seminario de Cocina Sana, Sencilla y Sabrosa. El cuscús es una receta que se está integrando cada vez más en nuestra cocina familiar y de diario, aunque en Marruecos es un plato de celebración. Sus muchas propiedades nutritivas y la posterior degustación plato han hecho que se incluya en este curso de cocina sana. Se empleó cuscús tamaño mediano; el pequeño es mejor para guisos y el grande sirve como guarnición. Esta receta es con verduras y legumbres, que junto con el hidrato de carbono del cuscús convierten al plato en proteína de primera categoría.

Ingredientes: cuscús tamaño mediano, (media bolsa), curry, pimienta, comino, romero, albahaca, lentejas cocidas con patatas y zanahoria, tomates picados, hierbabuena, almendra (o anacardo), sésamo, pasas, vinagre, a.o.v.e. y cebolleta morada.

Ponemos agua a hervir con las especias y damos un hervor fuerte. Mientras, vamos extendiendo el cuscús en la sartén o cazuela, dejándolo bien suelto. Entonces, añadimos poco a poco de agua hirviendo, hasta que empiece a inflarse, sin dejar de remover, al tiempo que seguiremos añadiendo más agua poco a poco. El grano estará hecho cuando se infle del todo (2-3 veces su tamaño original).

Una vez listo, en un bol aparte, añadimos la cebolla picada, el tomate picado sin pelar, la hierbabuena, las pasas, las almendras, la albahaca, la cuchara de vinagre, el aceite, y las lentejas con la verdura. Lo mezclamos todo muy bien. Y la mezcla debe ser equilibrada.

El emplatado es importante. El sabor es riquísimo. Y la receta muy fácil.