No sé de dónde llegaron estas recomendaciones; a lo mejor ya las conocíais. Pero con tanto hablar de tapas estos días no estaría de más recordar algunos consejillos que pueden ayudarnos a que la actividad de tapear, algo así como comer en miniatura fuera de casa, sea para todos de lo más placentera. Por eso los copio y de esa manera compenso lo mucho que he escrito estos días. A ver qué os parece:

El número ideal de personas para salir a tapear es, en mi opinión, de cuatro. Pero es razonable un mínimo de tres y un máximo de seis. Más ya sería multitud.

El tapeo propiamente dicho se hace de pié, en la barra del establecimiento, salvo, en casos de fuerza mayor.

No se debe consumir más de dos tapas en el mismo establecimiento; hay que cambiar, pasear, conocer otros locales.

Hay que hacer lo que los sevillanos llaman «convidá», es decir, pagar una ronda cada uno, no ser caradura y a la hora de pagar sentir unas ganas horribles de visitar al Sr. Roca.

Hay que saber combinar unas tapas con otras. Por ejemplo, de un lado gambitas y sepia y en otro lado caracoles,… No mezclar demasiado. Esto también va con la bebida: en un local no se debe pedir cerveza y vino en una misma ronda. Mejor pedir ronda de cerveza o ronda de vino…

Por favor, no tengamos una conversación desagradable que nos ponga nerviosos!. Ir de tapas es una de las mejores cosas que tenemos los españoles… Hay que salir a divertirse, no a discutir o cosas por el estilo. ¿Sabe alguien algún chistecito?…

Por último, la hora: desde la del aperitivo hasta la de la comida, o desde las ocho de la tarde hasta la cena. Ahora bien, como uno suele «ponerse las botas», no es de extrañar que se nos quite las ganas de comer o cenar…

Para terminar, creo que el siguiente texto leído de una taberna puede resumir muy bien el espíritu del tapeo: » No traigas a este lugar aflicciones o problemas, ¡Déjalos en casa estar!. Y, si olvidado los traes, sal, mira al cielo y vuelve a entrar, dejando en la puerta éstos. Este lugar es sólo de alegría y amigos, se prohíbe la estancia en él a los que no respeten esta norma «.

……………………………..