Junto al Parque del Porvenir se encuentra este amplio mesón, que de momento está condicionado por las obras cercanas del soterramiento del ferrocarril. El establecimiento se define como de cocina tradicional andaluza de autor, y entre sus tapas se cuentan las “delicias de rabo de toro con reducción de tinto y tirabuzones de mero con salsa tártara”.

El Mesón de la Abuela Rosario es especialista en arroces y platos de caza, que los fines de semana son su gran éxito. Toda la materia prima que utiliza está cuidadosamente escogida gracias a los mejores proveedores de la zona. Y la técnica de cocina es tradicional.

La tapa con la que concursa se denomina “Revuelto de morcilla y piñones de las Canteras”, y se presenta en un plato rectangular dividido en dos secciones. El revuelto de morcilla de la tierra con piñones puertorrealeños, una salsa alioli, los huevos ecológicos y un crujiente de pan. El otro lado de la tapa lo defiende un genial licuado de peras conferencia, que consigue el objetivo de refrescar y limpiar el paladar, cortar la grasa y no repetir el sabor de la morcilla. El plato lleva también unos pétalos de flor comestibles. La tapa deja una buena sensación en boca.

El Mesón apuesta por cocina tradicional de caza con un toque de cariño casero, que convierte al establecimiento en un lugar muy adecuado para la clientela familiar, porque desarrolla una cocina seria y de gran calidad.