Como llevo mucho tiempo sin publicar receta alguna, ustedes pensarán que en mi casa no se come. La verdad es que últimamente no he preparado ningún plato nuevo, algo que no esté colgado ya en el archivo de recetas de este blog. Pues ahí va una receta de pescado, de las que más me gustan. La publicó un pescadero del mercado central de Huelva, Hermanos-Campoy, que semanalmente saca propuestas para preparar sus buenos productos. Lo hemos probado y está riquísimo.

Ingredientes: 1 choco de 1,5 kilos, 1 cebolla, 1 cabeza de ajo, 2 hojas de laurel, 1 vaso de vino blanco, 1 huevo duro, 100 g de jamón picado (ibérico), 6 cucharadas de aove, 1 vaso de agua, azafrán y el zumo de dos naranjas. Yo le añadí especias de algas marinas.

En una cazuela con aceite ponemos a pochar el ajo y la cebolla muy picados durante unos diez minutos. A continuación, añadimos el choco limpio y troceado y seguimos rehogando unos minutos. Enseguida ponemos el vaso de vino, el laurel y el azafrán y movemos. Aquí le añadí una pizca de especias de algas. Y con el vaso de agua, dejamos reducir unos treinta minutos a fuego medio. Solo nos queda añadir el zumo de naranjas, el jamón y el huevo duro picado, y por supuesto corregir de sal.

Solo hay que cuidar de que el guiso no se quede sin caldo, y de que el fuego no sea demasiado fuerte para que el choco no se nos reseque.

El resultado es un plato sencillo, riquísimo, potente, y saludable, siempre que lo acompañemos de un primer plato de verduras (gazpacho por ejemplo).