Todos sabemos que la crisis está cambiando nuestros hábitos de consumo. Pero no hay que olvidar que una compra en alimentación bien hecha y con fundamento va a condicionar nuestra organización en la cocina y en nuestros menús semanales, además de controlar nuestro presupuesto, hoy más necesario que nunca. Sobre esta cuestión –y muchas otras más igual de importantes- trata el libro ¡Socorro!, Manual de supervivencia doméstica, escrito por Ana Gallo. Es un tratado de lo más útil para el dia a dia del hogar y sus dificultades en las tareas más o menos rutinarias (cocina, plancha, compra, bricolaje, decoración, colada, costura, etc.). Uno de sus capítulos está dedicado a las estrategias del super, alertando sobre los muchos trucos y acciones que ponen en práctica para inducir al consumo, con métodos basados en estudios sobre el comportamiento de los compradores. Por ejemplo:

Los impulsos: aconseja no dejarse llevar por ellos, reflexionando sobre la necesidad de las ofertas y sobre todo de las cantidades, que a veces no necesitamos.

La situación de los productos: sugiere comenzar la compra desde el fondo hacia la salida del supermercado y no al revés; igualmente indica la necesidad de mirar los estantes de arriba abajo, pues suelen usar el centro para sus preferencias. También propone desconfiar de los letreros grandes anunciando gangas….

Revisión de los precios: comprobar que están correctamente puestos y comparar cantidad y precios. No dejarse llevar por los grandes descuentos.

No al redondeo: eso de los 99 céntimos sigue funcionando y hace pensar que es barato.

Tamaños: los carros y cestas son más grandes de lo necesario para hacer creer que compramos poco. También los pasillos estrechos aumentan las tentaciones de comprar.

Zonas calientes: como las cajas por ejemplo, en donde se ofrecen golosinas, aperitivos….y productos de última hora….por ello hay que comprar rápido.

Control sobre la compra: limitar el presupuesto, romper la rutina de comprar todo en el mismo lugar, calcular el importe de la compra, utilizar el cesto en lugar del carro, vencer la ansiedad, evitar las “malas compañías” de los niños consumistas por ejemplo, poner un límite al tiempo empleado y sobre todo no perder la cuenta (ejercicio mental de lo que vamos comprando).

El libro ¡Socorro! Se comercializa a través del Circulo de Lectores, editado en 2012 y su ISBN es 978-84-672-5137-1.