Tenía seleccionado este enlace a una entrevista que apareció en Diario de Cádiz el pasado 5 de febrero al presidente de Asaja Cádiz, Manuel Vázquez, realizada por el periodista Pedro Ingelmo. Sus opiniones sobre la situación del campo en la provincia de Cádiz, sus explotaciones, las normativas y las oportunidades del sector me parecieron muy interesantes, tanto que voy a intentar resumirlas por si alguien quiere leerlas en estos días de Semana Santa.

Sobre el inmovilismo de los agricultores andaluces: no lo es. Tenemos una agricultura empresarial e innovadora con profesionales muy pendientes de las nuevas tendencias y la tecnología. Y han sido pioneros en muchos proyectos.

Sobre los nuevos sistemas de explotación: para Vázquez actualmente conviven por ejemplo la ganadería extensiva con sus cruces industriales con el retinto tradicional….

Sobre la modernización en el campo: parte del trabajo está hecho, por lo que se encuentra en la fase de consolidación de las inversiones, con tecnología puntera en los cultivos.

Sobre el envejecimiento del sector: se trata de un trabajo muy vocacional con beneficios discretos y eso no atraía a los jóvenes. Pero ahora existen jóvenes ligados a empresas familiares que siguen el oficio generacional.

Sobre el agroturismo: no confundir agroturismo con turismo rural. El primero es interacción con la naturaleza y tiene mucha demanda; como tentaderos de vacas… es una acción pedagógica para los niños.

Sobre la burocracia en la creación de empresas: para que un cortijo pueda ser visitado hay que superar un montón de trabas administrativas…. Siendo el agroturismo una excelente iniciativa para fijar población al territorio.

Sobre el PER: ayuda a que las familias subsistan en el entorno rural cuando no hay faena en el campo. Se ha rebajado el número de jornales para acceder a los ingresos, antes era difícil alcanzar los mínimos.

Sobre la picaresca: un empleador intenta distribuir jornales para que todos lleguen a final de mes….

Sobre la mano de obra extranjera: actualmente lo lógico es emplear a jornaleros de nuestra zona, pero sin olvidar a los extranjeros que nos han salvado campañas y se han asentado….

Sobre los avances en comercialización: El factor comercial está triunfando en cooperativas de la Sierra y de La Janda, pero lentamente y a base de mucho trabajo. El objetivo es un producto, para llegar a las redes comerciales, en exclusividad. No es sencillo.

Sobre el sector lácteo: en la provincia de Cádiz está en situación crítica. Con el anterior gobierno se vendió la industria láctea al capital francés. Ahora bebemos leche de otros. Los que siguen produciéndola venden a precios de subsistencia.

Sobre competencia en frutas y hortalizas: competimos con Marruecos. El consumidor local debería esforzarse en identificar el producto propio, porque hay competencia desleal, con mercancía producida a menor coste y sin la seguridad de aquí. Cádiz es una provincia con gran diversidad agrícola.

Sobre la publicidad en grandes superficies: si anuncian productos locales lo hacen por estrategia publicitaria. Pero los mercados de abastos son los mayores comercializadores de la producción propia.

Sobre la conciencia social del productor: hay que detener las desforestaciones y producir de manera sostenible. La comunidad científica tiene mucho que decir y el agricultor es responsable de estar al tanto de los avances.

Sobre la polémica de los transgénicos: más del 90% de la soja americana es transgénica, y aquí no podemos producir soja para competir. Hay que pactar las reglas del juego.

Sobre la especulación en alimentos: Comprar más barato y vender más caro es legal, pero llevado a los extremos es tremendo. Y en cuanto a los especuladores que acaparan para provocar escasez, son canallas. Aquí tienen que actuar los organismos internacionales con duras legislaciones.

(La imagen es del Grupo Joly).

Si has llegado hasta aquí, gracias.