La invitación recibida hablaba de enoturismo urbano, y así fue realmente, porque probamos varios vinos de Bodegas Díaz, de Bollullos del Condado (Huelva), en plena y céntrica calle San Francisco de Cádiz, a la hora en la que cierran las tiendas, en el local de la vinoteca Lugardelvino. Allí nos reunimos unas quince personas alrededor de varias mesitas donde se iban posando las copas de vino onubense, que están llegando al mercado con juventud y originalidad. Fue el pasado viernes. Bodegas Diaz presentó tres magníficos vinos: un vino blanco joven, un Pedro Ximénez y vino de postre fermentado con cáscara de naranja. Bodegas Diaz también tiene tintos y vinagres.

El representante de Bodegas Diaz, José Manuel Saucí, comenzó hablando de lo que significa en la actualidad la Denominación de Origen del Condado de Huelva, con unos 20 años de antigüedad. Otra característica a mi entender de los vinos de Huelva es el original diseño de sus botellas.

Vino Blanco joven, VADO DEL QUEMA: con un año en botella, fermentación controlada. Procede de la variedad de uva Zulema (autóctona del Condado). Tiene poca graduación, de 10,5 a 11º, cuando la uva da unos 12º. Su vendimia es temprana, sobre mediados de agosto. La uva no llega a madurar, para mantener mejor la graduación, realizándose una gran selección de la uva. En boca, este vino tiene cierta acidez que aconseja tomarlo frío (6-8º de temperatura). Es amarillo pajizo, con aromas naturales y afrutados, ligero en boca y seco. Para mí es el vino típico de alegrar la cocina. Ideal para elaborar pescados, de agradable sabor.

Vino Pedro Ximénez, GRAN ONUBIS: un vino más denso, sabor a pasas, a 9º de alcohol y con 18-20º de azúcar. Con 8-10 años, también tienen reserva de más de 20 años, manteniéndose el sabor. La uva se deja madurar y “pasificar”, quitándosele el líquido y prensado a partir de la uva, consiguiendo un menor rendimiento, por lo que es más caro que otros vinos. No necesita tanto alcohol: 11º de alcohol y 22º de azúcar, dan unos 15º aproximadamente. Dadas las características de este vino, casi puede afirmarse que es más popular en la cocina (postres, setas….etc.), que en las mesas y barras de los establecimientos. Y la lágrima se la da el azúcar, no el alcohol. Así es el Pedro Ximénez.

Vino de naranja: NARANJA DE ORO, es un vino dulce. Partiendo de mistela elaborada con uva zalema, y con mayor maduración y más densidad de azúcar pero menos alcohol. Tiene un dulzor puro sin sabor a pasas, más natural. Se obtiene por maceración con “balsa” (alcohol 50% con vino para encabezas y sin evaporarse). La cáscara de mandarina es la que más aroma le proporciona. Ésta se deja secar para que no se pudra, siguiendo el proceso a golpe de nariz, para seleccionar las cáscaras. A través del alcohol se transmite el sabor, nada de química. Tiene 8-10 años de crianza en madera de roble, con un especial color caoba y sabor ligero a naranja agridulce. Es muy peculiar, para postre, sobre todo chocolates y pastas. También para recetas como carne al toro….en este vino la naranja ha “matado” el dulzor.

Antes, el vino se vendía sobre todo en cisternas, no embotellado, y no llevaba un nombre por delante. Actualmente ha bajado considerablemente el consumo de vino. De hecho, por ejemplo, han ido desapareciendo la gran mayoría de las bodegas en La Palma del Condado (Huelva), siendo sustituidas por bloques de pisos. De 35.000 ha dedicadas a viñedos de hace 20 años, hoy se han quedado en 7.000.

Lo peor es que en el negocio de las bodegas está faltando el relevo generacional. No obstante, ha subido el precio de la uva en los últimos dos años debido al tirón de la exportación. Y, a causa de la crisis, se está volviendo al campo. El cultivo de la naranja en Huelva está “comiendo terreno” a la sierra. Lo que antes eran viñas ahora es campo perdido.

Otro punto a subrayar es el hecho de que la uva syrah se está adaptando muy bien al Condado, para dar más cuerpo, más color, más amargor y aromas más punzantes. También se está testando el mezclar estos vinos con la uva merlot. Hay que tener en cuenta que la uva zalema envejece y se oxida muy rápidamente, siendo bueno para la madera, pues ya casi no fermenta en barrica, disparándose la acidez.

También se comentó cómo los vinagres (ácido acético), se originan a través de otro proceso químico, desde vino a 8-9º de alcohol, pues lo necesitan para que sus bacterias sobrevivan. Por el contrario, el mosto no tiene alcohol, porque no ha fermentado.

Lugardelvinoes un establecimiento dedicado a la venta de vinos y licores, desde hace unos tres meses. Está ubicado en la calle San Francisco num. 32. Y esperamos poder realizar una visita al local en breve. Está regentado por Rafi Velasco y Francisco Montojo.