Sí, ya sé que no soy nada original, y que esto no pega un dia de San Valentín. Pero era necesario cocinar ese pollo que ya llevaba un dia descongelándose en la nevera. Tuve que quitarle la piel y desprender la carcasa para extraer la pechuga… en fín, un rollo. Y ahora quedaba guisarlo. Eso suponía un perol para hacer el sofrito, pasarlo, además de la cacerola adecuada para dorarlo. Pero mis fuerzas no llegaban a tanto a las 10.30 de la noche. De repente, pensé en mi adorada thermomix, a la que creo que no saco todo su tremendo potencial. Y encontré en su libro el famoso pollo en pepitoria, o algo parecido, porque no tenía almendras, uno de los ingredientes, y los sustituí por piñones. ¡Qué más da! El caso era guisar el pollo de manera decente, puesto que el propio pollo lo era, y que cuando lleguemos a casa esté listo para comer sin más preparativos. Pues he aquí el relato objetivo de los hechos.

Ingredientes: 100 g de almendras troceaditas (yo utilicé piñones), 2 huevos duros troceados. Para el sofrito: 50 g de aceite, 200 g de cebolla, 2 dientes de ajo. Resto: 500 g de pechugas de pollo (de corral, mucho mejor), 150 g de vino blanco, 100 g de agua, unas hebras de azafrán, sal, 2 hojas de laurel, pimienta (poca) y un poquito de perejil (por cierto, no tenía)….

Y ya es cuestión de seguir el protocolo que indique el robot. Rallar las almendras o piñones, 5 segundos en velocidad 5. Sacar y reservar.

Trocear los huevos duros 2 segundos en velocidad 4. Sacar y reservar.

Poner todos los ingredientes del sofrito en el vaso, trocearlos 4 segundos en velocidad 4, y programar 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 3 ½. Luego de unos 2 minutos bajar a la velocidad 1. Bajar con la espátula los restos de las paredes del vaso y la tapa.

Incorporar el pollo troceado y programar 4 minutos, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Añadir el resto de los ingredientes, menos el huevo duro y el perejil y programar 20 minutos, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Colocar encima de la tapa del robot el cestillo y quitar el cubilete (comprobando que está hecho, si no, programar 10 minutos más).

Añadir el huevo duro y el perejil troceado y rectificar la sal.

NOTA: según Thermomix, esta receta mejora de un día para otro. Por cierto, he ajustado las cantidades.

NOTA: A estas horas, el pollo en pepitoria está en la nevera, pero aún no lo hemos probado. Ya lo contaré.

PD: hoy lo hemos probado, y creo sinceramente que le faltaban diez minutos de guisado. Es cuestión de dejarlo 10 minutos más. Siento la precipitación.