No es el atún rojo, pues aún falta un poco para la temporada de almadraba. Pero sí es un atún big eye (también llamado patudo), congelado con nitrógeno, y que tiene una buena calidad. Lo pudimos comprobar con esta receta que encontré en el libro “La Cocina de Huelva”, editado en 2008 por la Diputación Provincial de Huelva y que es uno de los mejores recetarios de cocina que conozco. El atún, por supuesto, lo encontré en el mercado de abastos de Cádiz. Y la receta pertenece a María del Carmen Pereira Gozalo, de Huelva.

Ingredientes (4 platos): 1 kg de atún en dos filetes gruesos. Un vaso de aceite de oliva virgen extra (medido en vaso de vino), 6 dientes de ajo, una cebolla mediana, cuatro ramitas de perejil, algo de nuez rallada, dos hojitas de laurel, un pellizco de pimiento molida, un vaso de vino blanco y sal.

Preparación: calentar el aceite en una sartén o en una olla de hierro fundido, en cuyo caso será el único cacharro que utilicemos. Apartar y dejar enfriar. Una vez frío, añadir la cebolla cortada en rodajas finas. Introducir los dientes de ajo pelados en el atún (es muy fácil, por un lado y por otro de los filetes), y colocar éste sobre las rodajas de cebolla. Agregar el perejil sin picar, la nuez rallada, la pimienta molida, el laurel en trozos, el vino y la sal.

Poner todo a hervir tapado en la olla y a fuego lento, cuidando que la cebolla quede tierna pero sin dorarse. Retirar del fuego y apartar el perejil, ajo y laurel, quedando solo el atún con la cebolla. La autora recomienda acompañar el plato de un puré de patatas adornado con perejil picado.

Riquísimo.