No es para presumir, porque no es lo normal en mi blog, pero uno de mis posts ha recibido hasta el momento ¡cuarenta y siete comentarios!, concretamente el que lleva por título “La dieta del peso ideal ¿en el olvido?». Estaba dedicada esta entrada a un régimen para adelgazar que se puso de moda hará unos 30 años, y que a juicio de los nutricionistas es de los menos malos que existen, porque es prácticamente equilibrado. En esos comentarios los lectores, que habrán llegado al blog seguramente por casualidad, me ruegan que les envíe el cuadernillo con las normas de la dieta del peso ideal, de la que hoy prácticamente no se habla, ignorada y sustituida por las llamadas “dietas milagro”.

Y cuento esto porque, después de haber leído, escrito y escuchado tanto sobre como adelgazar, alimentarse y cocinar, pues quería sugerir un librito (de 122 páginas solo), escrito por José Enrique Campillo, doctor en medicina por la Universidad de Granada y catedrático de fisiología en la Universidad de Extremadura. Es premio nacional de investigación de la Sociedad Española de Diabetes. Ha publicado los libros “El mono obeso” y “Comer sano para vivir mejor”. En febrero de 2012 salió la primera edición de la obra a la que me refiero: “Adelgaza! Sin que te tomen el pelo ni te quiten salud». El título lo dice todo.

El libro en cuestión repasa la problemática general del propósito de adelgazar, con sus motivaciones y mentalizaciones como dice el autor, aludiendo a las maneras de comer, a los productos que comemos, a las mil y una dietas de adelgazamiento que existen y a los problemas derivados de la obesidad. El libro es un pequeño tratado de lo que debemos y no debemos hacer para soltar algunos kilos. A mí desde luego me ha servido. Ya hablaré en otro post de mi actual proyecto de perder peso.

Uno de los capítulos más interesantes de este libro del profesor Campillo es el dedicado a comer fuera de casa. Sus consejos nos pueden ayudar a controlar nuestra alimentación y las posibles calorías cuando el comer en la calle es una costumbre debido al horario laboral en las grandes ciudades.

Por todo ello, aconsejo este libro, porque pone en su sitio muchas dudas relacionadas con la cuestión del adelgazamiento. De hecho, me gustaría seguir hablando de algunas de las opiniones contenidas en él, por su sentido común.